• Sospechosos rusos identificados como Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, acusados por Londres de envenenar a Serguéi Skripal, 13 de septiembre de 2018.
Publicada: domingo, 16 de septiembre de 2018 18:24

El Gobierno de Rusia rechaza cualquier vínculo entre los dos sospechosos en el caso del envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal con el Kremlin.

“El hecho es que ni Petrov ni Boshirov tienen nada que ver con (el presidente ruso, Vladimir) Putin y por supuesto con el Kremlin”, ha señalado este domingo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, según informa la agencia local de noticias Interfax.

El Gobierno británico acuso el 5 de septiembre a Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, ambos de nacionalidad rusa, del envenenamiento de Skripal y su hija Yulia el 4 de marzo pasado en la ciudad de Salisbury, sita en el sur del Reino Unido, usando un agente químico conocido como Novichok.

Una vez que el Departamento de la Policía Antiterrorista del Reino Unido divulgara las imágenes de los dos ciudadanos rusos sospechosos, la primera ministra británica, Theresa May, los consideró agentes de los servicios de inteligencia rusos.

Moscú, no obstante, rechazó tales afirmaciones y las tachó de “infundios”. El presidente ruso indicó el miércoles que los dos hombres en cuestión eran civiles y que no existía “nada especial ni criminal” respecto a ellos.

El hecho es que ni Petrov ni Boshirov (sospechosos en el caso del envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal) tienen nada que ver con (el presidente ruso, Vladimir) Putin y por supuesto con el Kremlin”, ha señalado el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

 

El viernes, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, rechazó también las afirmaciones de Londres mientras acusaba al Gobierno británico de usar el caso del envenenamiento de los Skripal para poner a los países europeos en contra de Moscú.

El ataque de Salisbury provocó una nueva ola de tensión diplomática que derivó en la mayor expulsión occidental de diplomáticos rusos desde la Guerra Fría, como resultado del apoyo de los aliados de Londres.

Mientras, en una medida paralela, Rusia ordenó la salida inmediata de diplomáticos de países occidentales e insiste en rechazar las acusaciones que la vinculan con el intento de asesinato de los Skripal.

mnz/anz/alg/rba

Comentarios