• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en su intervención en la apertura de la reunión preliminar de la Conferencia de Seguridad de Múnich, celebrada en Teherán, capital persa. 17 de octubre de 2015
Publicada: sábado, 17 de octubre de 2015 15:45

El canciller iraní califica de perentorio el apoyo de todos los países a la lucha contra el terrorismo, pues este no beneficia a nadie.

“Todos se deben esforzar para solventar ese problema (terrorismo). Los países de la región deberían saber que apoyar al EIIL (grupo terrorista conocido como Daesh en árabe) no beneficia a nadie”, ha subrayado Mohamad Yavad Zarif en su intervención en la apertura de la reunión preliminar de la Conferencia de Seguridad de Múnich, celebrada en Teherán, capital persa.

“Todos se deben esforzar para solventar ese problema (terrorismo). Los países de la región deberían saber que apoyar al EIIL (grupo terrorista conocido como Daesh, en árabe) no beneficia a nadie”, ha subrayado el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif.

El jefe de la Diplomacia iraní insiste en que, en el turbulento Oriente Medio de hoy en día, azotado por el terrorismo, es vital contar con ambiente estable, pero “no debemos buscar nuestra seguridad en la inseguridad del resto”, advierte, aludiendo a ciertos países de la región que patrocinan el terrorismo para lograr sus propios intereses.

Ataques terroristas como los “registrados la noche pasada en Arabia Saudí también nos generan inseguridad a nosotros. De hecho, se dé donde se dé la inseguridad dentro de la región, se propagará en breve por todas partes”, advierte.

En el este de Arabia Saudí, al menos 5 personas murieron y varias resultaron heridas el viernes en dos ataques armados contra dos centros religiosos chiíes.

El grupo takfirí EIIL reivindicó la autoría del primer ataque contra una ceremonia chií en el municipio de Saihat, en la provincia de Al-Sharqiya: rememoraban el martirio del tercer Imam de los musulmanes chiíes, el Imam Husein (la paz sea con él) y de sus compañeros.

Para el canciller iraní, la inestabilidad corriente en Siria, Irak y otros Estados de la zona supone un gran fracaso para toda la región. De hecho, “no beneficia a nadie, pues incluso quienes han desempeñado un papel en el surgimiento de estas crisis, son actualmente blanco (de ataques terroristas)”, como es el caso de Arabia Saudí.

Una solución dialogada para Siria, con el respaldo de la nación.

El diplomático persa insiste en una salida política a la crisis que vive Siria desde marzo de 2011. “La solución debería ser política y respaldada por su nación. Nosotros no debemos decidir por ellos ni sobre quién debe gobernar allí”.

Tras calificar de inadmisible la intervención foránea en los asuntos internos de los países de la región, entre ellos Siria, insiste en que “la nación siria sabe cómo solventar sus problemas en las urnas, y no con armas”.

Desde el primer día de la ofensiva terrorista en Siria, que se ha cobrado la vida hasta el momento a más de 250 000 personas, el Occidente, encabezado por EE.UU., ha exigido la destitución del presidente sirio, Bashar al-Asad, asegurando que así se pondrá fin al derramamiento de sangre en el país árabe.

Reunión preliminar de la Conferencia de Seguridad de Múnich, inaugurada este sábado en Teherán, capital persa. 17 de octubre de 2015

 

En la reunión preliminar de la Conferencia de Seguridad de Múnich celebrada en Teherán participan los ministros de Exteriores de Alemania, El Líbano, Omán, Irak, Afganistán, el premier de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, la subsecretaria general para Asuntos Políticos de la Unión Europea (UE), Helga Schmid, y el enviado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, Ramzy Ezzeldin Ramzy, entre otros.

La reunión, organizada por Irán y Alemania, se centrará en la crisis siria, el papel regional e internacional de Irán tras el acuerdo nuclear alcanzado en julio con el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania) y la estructura de seguridad regional, entre otros temas.

ftm/nii/

Comentarios