• El representante permanente iraní ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi.
Publicada: viernes, 4 de junio de 2021 0:56

El Gobierno de Irán condena las acciones “coercitivas unilaterales” y denuncia que las sanciones ilegales constituyen crímenes de guerra y de lesa humanidad.

“Las acciones coercitivas unilaterales, incluidas las sanciones, son ilegales, inmorales e inhumanas. Violan explícitamente el derecho internacional y los derechos humanos básicos”, denunció el jueves el representante permanente iraní ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi, en una reunión virtual para revisar los efectos de las medidas unilaterales contra otros países.

Al recordar que la República Islámica de Irán ha estado bajo sanciones durante años, Tajt Ravanchi afirmó que las acciones antiraníes han impedido a los bancos y las instituciones financieras comerciar y realizar transacciones financieras con el país persa, incluso en medio de la dura pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El diplomático iraní explicó que las sanciones han amenazado gravemente la salud de los iraníes y su acceso a medicamentos esenciales, equipo médico, productos farmacéuticos y médicos.

“En la práctica, los embargos apuntan a los más vulnerables”, destacó el funcionario iraní para luego destacar que, en concreto, las sanciones unilaterales de Estados Unidos han aumentado la cifra anual de muertos entre personas inocentes, dificultando el tratamiento de las enfermedades especiales como el cáncer y la piel de mariposa.

 

“Poner en peligro la salud de otras personas con fines políticos no solo es ilegal sino también constituye crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, lo que requiere una respuesta internacional”, enfatizó el representante iraní.

Son varios los países que sufren las sanciones unilaterales de Washington en medio del brote de la COVID-19. Las sanciones de EE.UU. han obstaculizado el acceso de esas naciones a equipos médicos y medicamentos, complicando la lucha contra la pandemia y además el proceso de importación de vacunas del exterior.

Las autoridades iraníes consideran las sanciones de EE.UU. de “terrorismo económico” por afectar al pueblo, pero aseguran que las presiones nunca podrán doblegar a la nación iraní.

nkh/ncl/mkh