• Restos del Boeing ucraniano 737 que se estrelló cerca del Aeropuerto Internacional Imam Jomeini en Teherán (capital iraní), 8 de enero de 2020.
Publicada: viernes, 16 de abril de 2021 22:16
Actualizada: sábado, 17 de abril de 2021 0:29

Irán rechaza enérgicamente declaraciones de titulares de Ucrania relativas a que el derribo del vuelo PS-752 en el país persa hace más de un año fue intencional.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Said Jatibzade, ha calificado este viernes de “lamentable” que, a pesar de todas las explicaciones e informes de los expertos, las autoridades ucranianas continúen haciendo “declaraciones vanas y políticas” y difundan sus “propias suposiciones subjetivas y personalizadas” en los medios de comunicación.

Parece que la prioridad para las autoridades ucranianas no es encontrar una solución a esta amarga cuestión en el marco de los hechos objetivos y periciales y reducir el dolor de los familiares de las víctimas, sino vincular sus problemas internos o relaciones exteriores con otros países a este doloroso incidente y hacer uso político del tema”, ha denunciado el diplomático iraní, en reacción a los comentarios del secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa (CSND) de Ucrania, Oleksiy Danilov.

Entretanto, el portavoz del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Keyvan Josravi, ha reafirmado que el trágico incidente se debió a un error humano, y ha urgido a no retraerse del enfoque técnico ni perseguir los objetivos e intenciones políticos en este caso.

 

La difusión de noticias falsas, a medida que comienza el juicio por el accidente aéreo, puede fortalecer la sospecha de que estas declaraciones están hechas para desviar la opinión pública e incitar a la controversia propagandística basada en contenidos falsos”, ha alertado el titular iraní.

El avión de la compañía Ukraine International Airlines, un Boeing 737, se estrelló en enero de 2020 cerca del Aeropuerto Internacional Imam Jomeini, al sur de Teherán (capital iraní), unos seis minutos después de despegar con rumbo a Kiev (capital de Ucrania). Las Fuerzas Armadas de Irán confirmaron que el avión fue derribado por misiles “de manera involuntaria” y por un “error humano”.

El accidente ocurrió en un momento en que la Defensa Aérea iraní estaba en “alerta máxima” para evitar la posible violación del espacio aéreo nacional por parte de EE.UU., después de que este país asesinara en un atentado al teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, en Bagdad, capital iraquí.

Irán recalca que asume la responsabilidad frente a las víctimas del avión ucraniano, y ha prometido cumplir con sus obligaciones legales y aconseja a todas las partes involucradas que no se retiren del marco de la lógica en sus declaraciones.

msm/ctl/rba