• El jefe del Poder Judicial de Irán, Seyed Ebrahim Raisi, habla durante una reunión en el órgano que dirige en Teherán, capital persa.
Publicada: lunes, 23 de noviembre de 2020 15:40

Irán condena la resolución “politizada” de la ONU en su contra y carga contra Canadá por promover este dictamen, pese a su conducta violatoria de derechos humanos.

“Canadá, como promotor de la resolución antiraní, es uno de los mayores violadores de los derechos humanos, pues viola los derechos de su propio pueblo y se ha convertido en un refugio para los corruptos y criminales, así que se debe aprobar una resolución en su contra”, ha declarado este lunes el jefe del Poder Judicial de Irán, Seyed Ebrahim Raisi, en reacción a la aprobación de una resolución en las Naciones Unidas a petición de Ottawa sobre la situación de los derechos humanos en el país persa.

Raisi ha manifestado que el hecho de que la mayoría de los 193 países no esté de acuerdo con la referida resolución, muestra que estos comprenden que el tema de los derechos humanos se ha convertido en una herramienta política del Occidente para ejercer presión sobre los Estados independientes del mundo.

Asimismo, ha reprochado el “enfoque de doble rasero” del Occidente y las Naciones Unidas sobre la misión de la República Islámica de Irán en la lucha contra el narcotráfico.

 

“La Organización de las Naciones Unidas (ONU), por un lado, elogia el desempeño de Irán en la lucha contra las drogas y afirma que Irán es más honesto, en este sentido, que otros países, incluso ha sufrido muchas pérdidas económicas y humanas, pero, por otro lado, emite resoluciones en nuestra contra”, ha denunciado Raisi.

Ha advertido también que “si Irán abre el camino para el tránsito de drogas, las drogas se extenderán por toda Europa y EE.UU.”.

Además, Raisi ha hecho alusión a la “agitación social en EE.UU.”, subrayando que hoy, miles de personas están siendo asesinadas en este país por el supuesto derecho a portar armas de fuego, pero nadie presenta una resolución sobre este tema ni en contra de “muchos otros actos violatorios de los derechos humanos en Estados Unidos y Europa”.

El titular también ha recordado que Irán cree en la dignidad y los derechos humanos en base a los principios y enseñanzas religiosos y los principios de la Constitución, y está verdaderamente comprometido con el respeto a los derechos humanos.

El miércoles pasado, la resolución antiraní fue aprobada en la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) por menos de la mitad de los Estados miembros de la ONU, incluidos el régimen israelí, EE.UU., Arabia Saudí, Baréin, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Canadá. La resolución recibió 79 votos a favor, mientras que 32 países votaron en contra y otros 64 se abstuvieron.

Irán ha demandado en múltiples ocasiones al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) que ponga fin a la hipocresía, la distinción y el doble rasero, aplicados por algunas potencias occidentales en el tema de los derechos humanos, y ha invitado a todos a iniciar un diálogo integral al respecto.

tmv/ctl/tqi/rba