• Abdolali Ali Asgari, presidente de la Organización de la Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés).
Publicada: sábado, 31 de octubre de 2020 19:05

El jefe de la Radio y Televisión de Irán denuncia que Estados Unidos y el régimen israelí están detrás de las blasfemias contra el Profeta del Islam en Europa.

El despreciable acto de blasfemar contra las religiones y el Gran Profeta del Islam, el Hazrat Muhamad (la paz sea con él), sucede de vez en cuando en Europa, por incitación de los sionistas y los estadounidenses y tiene raíces en los complots de EE.UU. e Israel”, ha asegurado este sábado Abdolali Ali Asgari, presidente de la Organización de la Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés).

El funcionario persa ha criticado que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, con sus declaraciones blasfemas contra el Profeta del Islam bajo el pretexto de la libertad de expresión, secunda la postura islamófoba de su par estadounidense, Donald Trump, y de los sionistas.

Tal postura (de Macron) ha provocado la ira de las naciones musulmanas y empañado la imagen del pueblo francés en todo el mundo. Ha resultado, no obstante, en una mayor popularidad del Profeta del Islam entre los cristianos y aumentado la unidad entre los musulmanes”, ha señalado.

El mandatario galo, ha agregado, debería responder por su postura “criminal” hacia el Islam y por “abusar” del concepto de libertad de expresión.

“Revelar el plan que se oculta tras ese complot es deber de todas aquellas personas que defienden la libertad en el mundo”, demanda.

 

La reciente publicación de controvertidas caricaturas del Profeta del Islam (P) por la revista satírica gala Charlie Hebdo y las declaraciones islamófobas de las autoridades francesas han desatado una ola de rechazo a nivel internacional, especialmente en los países islámicos.

Varios países de mayoría musulmana, incluyendo a Irán, Paquistán, Irak, El Líbano, Palestina, Bangladés, Turquía, etc., han sido escenario de protestas contra la difusión de caricaturas blasfemas contra el Islam en Francia. Han lanzado además campañas de boicot contra productos franceses.

El Parlamento Árabe (PA) pide que la comunidad internacional haga frente a esa postura islamófoba y exige criminalizar la profanación del Gran Profeta.

mnz/hnb/nii/