• Paquistaníes queman una foto del presidente de Francia en una protesta en Peshawar, 26 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 26 de octubre de 2020 19:05

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán advierte que la islamofobia acelera el “inevitable” declive de EE.UU. y el régimen israelí.

La islamofobia es un proyecto fallido. No obstante, acelerará el inevitable declive de Estados Unidos y el régimen sionista”, ha señalado el Cuerpo de Guardianes en un comunicado emitido este lunes, en repudio a la publicación de insultantes caricaturas del Profeta del Islam, Hazrat Muhamad (la paz sea con él) en medios franceses.

El documento condena el apoyo de autoridades y el presidente “imbécil” de Francia a la blasfemia cometida contra el Profeta del Islam por la revista satírica francesa Charlie Hebdo, aseverando que tal postura pone de manifiesto la “contradicción del Occidente” respecto al tema de la libertad de expresión.

“Eso demuestra una gran contradicción en el Occidente, especialmente en un país como Francia, que afirma ser el pionero en defensa de la libertad de expresión en Europa. Con estas medidas Francia está tratando de ocultar su fracaso en la prevención de la expansión del Islam y obstaculizar la creciente tendencia de los ciudadanos occidentales hacia el Islam”, agrega la nota.

 

El Cuerpo de Guardianes asevera que las potencias hegemónicas y el sionismo, que son los principales patrocinadores de grupos takfiríes y extremistas en el mundo, ya están sufriendo las consecuencias de su creación, aludiendo al asesinato de un profesor francés, que enseñó a sus alumnos caricaturas del Hazrat Muhamad y luego fue asesinado por un checheno de 18 años en las inmediaciones de París (capital de Francia).

En otra parte de la nota, el CGRI subraya que el pueblo musulmán dará en breve una respuesta apropiada a la blasfemia cometida en Francia, que incluyen boicot a productos franceses y la realización de protestas callejeras.

Varios países islámicos, incluidos Irán, Paquistán, El Líbano y Turquía han sido escenario de protestas contra las declaraciones islamófobas del presidente galo. Los indignados aseguraban que atacar a los símbolos sagrados del Islam no se tolerará y es inaceptable.

El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha calificado los insultos en Francia a 1,9 mil millones de musulmanes en el mundo, como un abuso oportunista de la libertad de expresión, aseverando que tal postura solo alimentará el extremismo e incitará al odio.

mnz/ktg/myd/rba