• El representante de Irán ante la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Kazem Qaribabadi, en Viena, 10 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 8 de agosto de 2020 17:46

Irán urge a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) a transparentar el programa nuclear secreto de Arabia Saudí y difundir un informe del mismo.

Nuestros Gobiernos y la Agencia deben aclarar a Arabia Saudí que la comunidad internacional no aceptará ninguna desviación de un programa nuclear pacífico y la contrarrestará”, ha advertido este sábado el representante permanente de Irán ante la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Kazem Qaribabadi.

El periódico estadounidense Wall Street Journal, citando a funcionarios occidentales conocedores del tema, reveló el pasado martes que Arabia Saudí había construido una instalación para la extracción de torta amarilla de uranio, un precursor potencial de combustible para reactores nucleares en un remoto lugar desértico cerca de la pequeña ciudad de Al-Ula en la provincia de Medina (noroeste).

Ante este panorama, el diplomático iraní ha aseverado que la dinastía gobernante de los Al Saud está desarrollando e implementando “un programa nuclear muy poco transparente”.

“A pesar de que Arabia Saudí es miembro del Tratado de No Proliferación (NPT, por sus siglas en inglés) nuclear, y tiene un acuerdo integral de salvaguardas con el organismo, lamentablemente todavía se niega a aceptar las inspecciones de salvaguardias y, a pesar de las reiteradas solicitudes, no ha modificado sus lineamientos para permitir al organismo realizar inspecciones”, ha denunciado.

 

Qaribabadi ha puesto en entredicho la medida del reino árabe que se produce, a su juicio, aun cuando no tiene ningún reactor de investigación activo y potencia que necesite producir torta amarilla.

"Este tema, junto a las acciones secretas de los saudíes en el campo nuclear y no permitir la entrada de inspectores de la Agencia, así como sus actividades desestabilizadoras en la región, están generando preocupación por un programa encubierto de armas nucleares en el país”, ha recalcado.

El representante iraní ha enfatizado que si Arabia Saudí busca el uso pacífico de la energía nuclear, “debe aceptar los compromisos relevantes de la AIEA y actuar con total transparencia”.

En 2011, las autoridades saudíes anunciaron un plan para el establecimiento de los primeros dos reactores de su país dentro de 10 años y luego instalar cada año, dos, para tener 16 en 2030.

La Administración de Donald Trump ha aprobado las autorizaciones que permiten a ciertas empresas estadounidenses compartir información nuclear sensible con el país petrolero. Las aprobaciones permanecieron ocultas al público y al Congreso de EE.UU., lo que ha elevado las preocupaciones del concierto de países.

tmv/ctl/myd/mkh