• El embajador iraní en Francia, Bahram Qasemi.
Publicada: jueves, 1 de agosto de 2019 18:26
Actualizada: jueves, 1 de agosto de 2019 23:04

El “nuevo EE.UU.” ya no es un lugar apto para seguir albergando la sede de las Naciones Unidas, dice un diplomático iraní, tras las sanciones al canciller persa.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció el miércoles una serie de sanciones contra Mohamad Yavad Zarif, justiciando la medida, diciendo que el ministro iraní de Asuntos Exteriores “actuó o intentó actuar, directa o indirectamente”, en nombre del Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

En un nuevo comentario hecho este jueves, el embajador iraní en Francia, Bahram Qasemi, ha considerado la nueva medida antiraní “producto de la política de intimidación, unilateral y cruel de un país que, por error, se considera asimismo cuna de la libertad y la democracia y lo más amargo de todo es que alberga la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”.

El aspecto “más trágico” de incluir a Zarif en la lista de sanciones es que “esta vez no se trata de sanciones injustas e ilegales económicas y de medicamentos, sino se trata de sanciones al diálogo y de intentos para sofocar la libertad de expresión diplomática”, ha denunciado el exportavoz de la Cancillería iraní.

LEER MÁS: Venezuela: Con sanciones, EEUU no logrará acallar la voz de Zarif

LEER MÁS: Cancillería de Irán: EEUU sancionó a Zarif por el temor a su lógica

Por esta razón, “el nuevo Estados Unidos ya no un lugar apto para que siga siendo la sede de las Naciones Unidas”, ha indicado Qasemi.

Sancionar al canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, es producto de la política de intimidación, unilateral y cruel de un país que, por error, se considera asimismo cuna de la libertad y la democracia y lo más amarga del todo es que alberga la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”, ha denunciado el embajador iraní en Francia, Bahram Qasemi.

 

Anunciar sanciones contra Zarif, de acuerdo con el diplomático, forma parte de los intentos para “propagar la epidemia de hacer oídos sordos a las posturas y las observaciones de la gran nación iraní por parte de las autoridades egoístas, déspotas y antidemocráticas, que buscan dictar sus reglas a otros países, incluidos sus aliados”, ha repudiado.

Ante tal coyuntura, Qasemi se ha mostrado convencido de que “los países y las naciones independientes y soberanas del mundo no tolerarán semejantes conductas infantiles y discriminatorias”.

LEER MÁS: Zarif: EEUU me sanciona porque me considera una amenaza a su agenda

LEER MÁS: Rusia sobre sanciones de EEUU a Zarif: ‘es su único instrumento’

Hay especulaciones de que la medida es “un nuevo intento” de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, para anular el acuerdo nuclear del 2015, del que salió en mayo de 2018, mientras Europa está, aparentemente, intentando salvarlo.

Zarif, a su vez, ha hecho hincapié en que las sanciones no afectarán las decisiones de Irán para reducir sus compromisos asumidos en virtud del acuerdo nuclear por la inacción de Europa en garantizar los intereses del país persa tras el sabotaje nuclear de Washington.

ask/lvs/rba

Comentarios