• El presidente de EE.UU., Donald Trump (izq.) y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en Al-Quds (Jerusalén), 22 de mayo de 2017.
Publicada: miércoles, 25 de julio de 2018 7:08
Actualizada: miércoles, 25 de julio de 2018 22:49

Un exfuncionario de la CIA revela que EE.UU., con el apoyo de Israel, trata de fomentar caos y disturbios en Irán, a través de una campaña mediática.

“EE.UU. insiste en que está a favor de la nación iraní, pero todos sabemos que no es así. Las redes sociales intentan incitar a los usuarios iraníes para que se levanten contra el actual Gobierno”, ha indicado Philip Giraldi, exfuncionario de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés), en alusión a la campaña mediática de Washington contra el país persa.

Semejantes tácticas fueron usadas contra la ya desaparecida Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) durante la Guerra Fría (1947-1991), ha recordado Giraldi en una entrevista concedida a la agencia iraní de noticias Fars, y publicada este miércoles.

Al señalar que el objetivo definitivo de Washington es “cambiar el sistema político” en Irán, el exgente de la CIA enfatizó que el régimen de Tel Aviv, Arabia Saudí y sus aliados en la región del oeste de Asia son los únicos que abogan por esta iniciativa.

Giraldi ha matizado que las autoridades estadounidenses están convencidas de que los problemas económicos en Irán traerán masivas protestas que facilitarían la caída del sistema político, por lo que tratan de divulgar informes basados en información “manipulada” y realidades “exageradas”.

EE.UU. insiste en que está a favor de la nación iraní, pero todos sabemos que no es así. Las redes sociales intentan incitar a los usuarios iraníes para que se levanten contra el actual Gobierno”, ha indicado Philip Giraldi, exfuncionario de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés).


El exfuncionario de la Inteligencia estadounidense ha añadido que la hostilidad de Washington respecto a Irán no obstante, no se limita a la Administración del presidente Donald Trump.

Como ejemplo, Giraldi ha recordado la participación de varios políticos estadounidenses en las reuniones anuales del grupúsculo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés), donde ofrecen discursos para expresar su apoyo a los simpatizantes de la banda, a cambio de recibir miles de dólares.

De hecho, las autoridades estadounidenses se benefician política y económicamente de ser antiraníes, pues, también reciben financiamientos de los lobbies israelíes que están en contra de la esencia de la Revolución Islámica de Irán, enfatiza.

Según los funcionarios consultados por la agencia británica de noticias Reuters, el objetivo de esta campaña es desprestigiar la imagen de los líderes iraníes ante su población atacándoles duramente, incluso con informaciones que contradicen los pronunciamientos oficiales.

ask/ktg/msf

Comentarios