• El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, ofrece una rueda de prensa, 11 de diciembre de 2017
Publicada: lunes, 18 de diciembre de 2017 23:25

Irán llama a todo el mundo a encarar la decisión de EE.UU. sobre Al-Quds y advierte de que la medida de Washington agravará la situación en la región.

Así lo ha manifestado este lunes el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, al condenar enérgicamente el veto impuesto la misma jornada por EE.UU. a la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que pedía la retirada del reconocimiento de Washington a Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel.

“La República Islámica de Irán (…) pide a la comunidad internacional y todos los países del mundo que, para mantener la paz y seguridad internacional, impidan la ejecución de la medida de EE.UU. que solo favorece los intereses del régimen sionista (de Israel) y echa más leña al fuego para una nueva sedición en la región”, ha enfatizado.

Además, el diplomático persa ha reiterado que EE.UU. declaró el pasado 6 de diciembre la ciudad santa de Al-Quds como capital de Israel en “una clara violación de todas las resoluciones internacionales”.

La República Islámica de Irán (…) pide a la comunidad internacional y todos los países del mundo que, para mantener la paz y seguridad internacional, impidan la ejecución de la medida de EE.UU. que solo favorece los intereses del régimen sionista (de Israel) y echa más leña al fuego para una nueva sedición en la región”, enfatiza el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

 

Qasemi ha recalcado que el veto de EE.UU. “pisotea los derechos legítimos de la nación palestina”, pese a que la resolución, presentada por Egipto, ha recibido el apoyo de los otros 14 miembros del CSNU.

El vocero iraní también ha adelantado que, tomando en cuenta las políticas “agresivas y racistas” de EE.UU. en apoyo a los ocupadores de Al-Quds, no queda duda alguna de que las autoridades estadounidenses obstaculizarán cualquier medida que busque hacer frente a su medida sobre la ciudad sagrada palestina.

La controvertida decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre Al-Quds ha puesto a la Casa Blanca en el blanco de las más duras críticas de sus adversarios e incluso de sus socios y amigos.

Palestina, previo a la sesión del CSNU sobre Al-Quds, había advertido de que recurrirá a la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), si EE.UU. llegara a vetar dicha resolución, la cual estipulaba que cualquier decisión o acción que pretenda alterar el carácter, el estatus o la composición demográfica de Al-Quds “no tiene efecto legal, es nula y debe ser rescindida”.

ftn/ncl/tqi/hnb

Comentarios