• La premier británica, Theresa May, da un discurso en Bruselas, Bélgica, 6 de diciembre de 2017.
Publicada: miércoles, 6 de diciembre de 2017 22:45
Actualizada: jueves, 7 de diciembre de 2017 2:37

El Gobierno británico rechaza la decisión de Trump sobre Al-Quds (Jerusalén) mientras advierte de que perturba la paz en la región.

“Discrepamos con la decisión estadounidense (...) Creemos que no ayuda en lo que respecta a la perspectiva de paz en la región”, ha señalado la premier británica, Theresa May, a través de un comunicado divulgado este miércoles.

A pesar de todas las críticas, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha acabado, la jornada de hoy, reconociendo oficialmente a Al-Quds como la capital del régimen israelí y ha ordenado que la embajada de Estados Unidos se traslade de Tel Aviv (oeste de la Palestina ocupada) a esa ciudad santa.

Tras el anuncio del mandatario estadounidense, el secretario de Estado del país norteamericano, Rex Tillerson, ha asegurado que Washington empezará a aplicar “inmediatamente” la decisión. Eso mientras numerosos países en todo el globo, incluidos Alemania, Francia, Rusia, Irán y Turquía, han alertado de las peligrosas consecuencias que entrañará el llevarla a la práctica. 

Discrepamos con la decisión estadounidense (...) Creemos que no ayuda en lo que respecta a la perspectiva de paz en la región”, ha señalado la premier británica, Theresa May.

 

mnz/anz/aaf/rba

Commentarios