• El ministro iraní de Defensa, general de brigada Amir Hatami, pronuncia un discurso en un evento político, Teherán, septiembre de 2017.
Publicada: lunes, 11 de diciembre de 2017 10:22
Actualizada: lunes, 11 de diciembre de 2017 16:47

El ministro iraní de Defensa reafirma el apoyo de su país a Palestina, advirtiendo de que las fuerzas de ocupación israelíes no verán un día calmo en Al-Quds.

“Los ocupantes nunca verán un día tranquilo. No tienen otra alternativa que abandonar esos territorios, pues los musulmanes nunca dejarán que parte del cuerpo del mundo islámico se separe”, ha vaticinado este lunes el titular de Defensa iraní, general de brigada Amir Hatami.

Al repudiar la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer a Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel, Hatami ha señalado que esta medida “nada más adelantará la destrucción del régimen sionista y fortalecerá la unidad entre los musulmanes”.

El alto militar iraní ha tachado de “imprudente” y “provocadora” la decisión de Washington, agregando que la Casa Blanca tendrá que “asumir las responsabilidades de las consecuencias” de este gesto, sobre todo el aumento de las tensiones y el derramamiento de sangre.

“Las políticas de la República Islámica de Irán siempre han radicado en respaldar al oprimido pueblo palestino y la estabilidad y la seguridad de la región y condenar las acciones discordantes y unilaterales de EE.UU. e Israel”, ha enfatizado.

Los ocupantes nunca verán un día tranquilo. No tienen otra alternativa que abandonar esos territorios, pues los musulmanes nunca dejarán que parte del cuerpo del mundo islámico se separe”, vaticina el titular de Defensa iraní, general de brigada Amir Hatami.

 

A su juicio, Tel Aviv ya está al tanto de que “con estas medidas ilegítimas de EE.UU., el estatus de Al-Quds no cambiará” y que la nación palestina y los musulmanes se aliarán más que nunca para liberar esta ciudad sagrada.

Por otro lado, ha advertido de un “gran complot” tramado por los enemigos, sobre todo Israel y EE.UU., para alimentar un conflicto incesante entre los chiíes y suníes de las naciones de la región con tal de garantizar la seguridad de Tel Aviv.

Desde el reconocimiento de Al-Quds como capital de Israel por parte de la Casa Blanca, distintas ciudades del mundo, sobre todo, en los territorios palestinos ocupados, han sido escenario de masivas protestas contra esta decisión.

El Movimiento de la Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) ha convocado una intifada (levantamiento) mundial para dar cara a la infame medida proisraelí de Trump.

mjs/ktg/tas

Comentarios