• Nueva ola de protestas de agricultores en Perú deja tres muertos
Publicada: jueves, 31 de diciembre de 2020 10:19
Actualizada: jueves, 31 de diciembre de 2020 19:33

Tras la aprobación de la Ley Agraria en Perú, se han registrado nuevos choques entre policías y trabajadores agrarios, con un saldo de tres muertos y 25 heridos.

El Congreso de Perú aprobó el martes la nueva Ley Agraria, que otorga un bono del 30 % sobre el sueldo mínimo a los trabajadores agroindustriales para tratar de solucionar la aguda crisis laboral que afronta ese sector desde hace casi un mes.

Poco después del visto bueno parlamentario a la Ley Agraria, que aún debe ser promulgada por el Gobierno para entrar en vigencia, los trabajadores agrarios han vuelto a calles en la provincia de Virú, del departamento norteño de La Libertad, para mostrar su descontento por la nueva normativa. 

Conforme a medios locales, con imágenes de los hechos, los trabajadores intentaron bloquear la carretera Panamericana Norte, pero fueron impedidos por la policía. Sin embargo, lograron su cometido horas después a la altura de Virú. Fue allí que, en su intento de despejar la vía, los agentes policiales lanzaron bombas lacrimógenas. 

El jefe de la Oficina Defensorial de La Libertad, José Agüero Lovatón, informó que las violentas protestas se cobraron la vida de tres personas y dejaron heridas a otras 25, entre ellas 15 efectivos policiales y un bebé que resultó afectado por los gases lacrimógenos. 

 

“La tercera víctima habría fallecido por las consecuencias derivadas de los bloqueos en las carreteras, ya que se trataba de un paciente oncológico que no pudo recibir la atención sanitaria que necesitaba tras quedar atrapado en la carretera”, declaró Agüero Lovatón al diario El Comercio.

Previamente, las autoridades peruanas confirmaron la muerte de dos personas por impacto de bala durante las protestas. La presidenta del Congreso, Mirtha Vásquez, expresó su aversión ante esta medida de la policía y condenó “estos lamentables hechos” en su cuenta en Twitter.

Por otro lado, la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP) advirtió que la nueva ley agraria tiene “serias deficiencias técnicas que ponen en riesgo de desaparición 200 mil puestos de trabajo formales directos e indirectos”.

En la primera ola de protestas agrarias, también varios campesinos perdieron la vida. Al respecto, las organizaciones pro derechos humanos, como Amnistía Internacional (Al) y la Comisión Centroamericana de Derechos Humanos (CIDH), denunciaron la “fuerza excesiva ejercida por la Policía contra los manifestantes y periodistas” durante las movilizaciones.

nsh/ncl/mkh