• El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul-Gheit, preside una reunión del organismo en El Cairo, 19 de noviembre de 2017.
Publicada: domingo, 3 de diciembre de 2017 2:56

La Liga Árabe advierte a EE.UU. de que el posible reconocimiento de Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel, podría ‘alentar el extremismo y la violencia’.

El secretario general de la Liga Árabe (LA), Ahmed Aboul-Gheit, expresó el sábado su “gran preocupación” por los intentos del presidente estadounidense, Donald Trump, de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv al territorio ocupado de Al-Quds.

El pasado 28 de noviembre, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, aseguró que Trump cumplirá con su promesa electoral de trasladar la legación de EE.UU. de Tel Aviv a Al-Quds y agregó que, de momento, el jefe del Estado evalúa “cómo y cuándo” hacerlo.

Aboul-Gheit lamentó que la Administración estadounidense no considere “los grandes riesgos contra la estabilidad del Oriente Medio y de todo el mundo” que conllevaría esa decisión. “La situación política, así como la seguridad y la estabilidad en la región” entrarían en peligro, insistió el diplomático egipcio.

“Antes hemos animado a la Administración de Estados Unidos a reanudar el proceso político, pero ahora decimos con claridad que esta actuación no se justifica y no va a servir a la paz y a la estabilidad, sino que alentará el extremismo y la violencia”, subrayó.

Asimismo, advirtió de que esa medida unilateral sólo serviría al régimen de “Israel, que es hostil a la paz”, y adelantó que los países árabes están manteniendo contactos para coordinar una respuesta.

Antes hemos animado a la Administración de Estados Unidos a reanudar el proceso político, pero ahora decimos con claridad que esta actuación no se justifica y no va a servir a la paz y a la estabilidad, sino que alentará el extremismo y la violencia”, subrayó el secretario general de la Liga Árabe (LA), Ahmed Aboul-Gheit.

 

El sábado, el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) amenazó con una “Intifada” ‎en Al-Quds, si Estados Unidos reconoce a esta ciudad como capital israelí.‎

Actualmente EE.UU. no reconoce a la ciudad de Al-Quds como la capital del régimen de Israel y, como el resto de países, mantiene su sede diplomática fuera de la ciudad.

La parte oriental de la urbe, reclamada por los palestinos como su capital, fue ocupada por Israel en 1967 y anexionada en los años ochenta, movimientos rechazados por la comunidad internacional. El traslado de la embajada se vería a priori como un reconocimiento de facto de la ocupación israelí de la parte oriental y de su soberanía sobre toda la ciudad.

ftm/ncl/krd/mkh

Comentarios