Publicada: martes, 24 de enero de 2023 7:39

Hace casi 44 años se producía una revolución en Irán que no sería una más en la historia y que seguiría de gran importancia hasta el día de hoy.

La historia de la revolución iraní no es similar a la historia de otras revoluciones en el siglo XX, ya que la ola de la revolución islámica arrasó con el régimen corrupto de Pahlavi y trajo un nuevo discurso político. La Revolución Islámica fue un levantamiento religioso que introdujo la civilización materialista a la fuerza del verdadero Islam y puso en peligro los intereses del colonialismo occidental.

La Revolución Islámica rechazó la vía armada como método de la conquista del poder, un modelo que proponían los grupos consustanciados con las ideas occidentales revolucionarias de otras regiones y que buscaban repetir en esta tierra.

La Revolución Islámica estaba mucho más acorde con el sentir del pueblo iraní y por ello es que éste ganó rápidamente las calles, pagando con su sangre las represiones salvajes de la SAVAK, la policía secreta del Sha Reza Pahlavi.

Revolución Islámica genera gran esperanza entre los oprimidos

Hoy es un hecho comprobado que la Revolución Islámica de Irán creó una gran esperanza entre las naciones desfavorecidas de todo el mundo. Si bien se abstiene por completo de interferir en los asuntos internos de otras naciones, el artículo 154 de la Constitución de la República Islámica de Irán establece claramente que la prosperidad, la independencia, la libertad, el estado de derecho y la justicia son derechos incontrovertibles de todos los pueblos del mundo, e Irán busca propagar la libertad y apoya la lucha de las naciones oprimidas contra la oscura hegemonía de los poderes arrogantes.

Desde sus inicios, la República Islámica de Irán ha desafiado el sistema político corrupto del mundo y ha creado nuevos espacios políticos que permitieron al pueblo palestino resistir al imperialismo estadounidense y su despreciable lacayo, el régimen de Israel.

Hoy y más que en cualquier otro momento, los politólogos argumentan que el régimen sionista se convirtió en un Estado fallido al borde del colapso final a medida que Irán y sus aliados aprietan la soga alrededor del perro rabioso de Estados Unidos.

Irán critica constantemente a los países del Occidente por su apoyo ciego al régimen sionista, asesino de niños, y considera a Israel como un tumor canceroso que debe extirparse por el bien de la humanidad.

Con el fin de impedir la campaña de Irán para apoyar a las naciones desvalidas durante las últimas cuatro décadas, Estados Unidos apoyó al exdictador iraquí Saddam Husein en lanzar una guerra contra el país persa, y además ha impuesto sanciones crueles a Teherán y ha tratado de sabotear sin cesar la tecnología y las industrias iraníes.

Pero Irán siguió con su progreso mientras las sanciones de los enemigos están vigentes, transmite el mensaje al mundo de que el país persa nunca dejará de intentar el desarrollo y la prosperidad y al mismo tiempo resistirá los malvados complots de Estados Unidos.

De hecho, la nación iraní ha logrado superar todos los desafíos que enfrentó la Revolución Islámica en más de cuatro décadas y ninguna situación difícil puede poner de rodillas a la revolución de Irán y los iraníes continuarán su camino con firme determinación.

mkh