• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, (derecha) y la jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, (izquierda)
Publicada: sábado, 4 de abril de 2015 6:44

Un lobby prosionista que opera bajo la iniciativa Stop the Bomb! (¡Detengan la bomba!) en Berlín, capital alemana, se dio por vencido ante un acuerdo marco logrado entre Irán y el Grupo 5+1 sobre el programa de energía nuclear de Irán.

“Irán ganó nuevamente (...) El país (Irán) logró todo lo que quería”, indicó el viernes, el vocero europeo de esa campaña, Michael Spaney, al diario alemán Bild, para luego ratificar la incapacidad de ese lobby pro-sionista para impedir un acuerdo político al respecto.

Irán ganó nuevamente (...) El país (Irán) logró todo lo que quería”, indicó el viernes, el vocero europeo de esa campaña, Michael Spaney, al diario alemán Bild, para luego ratificar la incapacidad de ese lobby prosionista para impedir un acuerdo político al respecto.

Resaltó que el país persa prácticamente consiguió la autorización para conservar sus infraestructuras nucleares, después de las conversaciones mantenidas entre Teherán y el Sexteto en la ciudad suiza de Lausana.

Enojado por el resultado de la última ronda de las conversaciones, Spaney criticó que los diálogos desmantelaron las sanciones impuestas en contra de Teherán en lugar de desmantelar sus instalaciones nucleares.

La iniciativa Stop the Bomb! ha desempeñado un papel transcendental para presionar a los países europeos para imponer sanciones cada vez más duras contra el país persa.

Además, tiene una intima cooperación estratégica con los terroristas de la Organización Muyahidín Jalq (MKO) en Alemania, que tienen las manos manchadas por la sangre de miles de civiles y autoridades iraníes tras la Revolución Islámica de Irán (1979).

Por su parte, el presidente del grupo parlamentario alemán-israelí, Volker Beck, (foto de arriba) expresó su insatisfacción con ese acuerdo marco.

Tras la divulgación de ese acuerdo marco nuclear por el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, y la jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, exigió ejercer presiones sobre Teherán para alcanzar un “mejor acuerdo” en que reconozca el derecho a existir del régimen sionista.

El jueves, tras un año y medio de diálogos, Irán y el G5+1 (EE. UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) dieron a conocer un acuerdo marco nuclear tras intensas jornadas de conversaciones en Lausana, según el cual serán garantizados todos los derechos nucleares de la nación iraní y tendrán que ser levantadas todas las sanciones adoptadas en su contra.

ask/ktg/msf

Comentarios