• El secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, rubrica acuerdo con la farmacéutica estadounidense Pfizer por la compra de vacunas contra la COVID-19.
Publicada: miércoles, 2 de diciembre de 2020 22:00

El Gobierno de México ha suscrito este miércoles un convenio con la farmacéutica estadounidense Pfizer para adquirir 34,4 millones de vacunas contra la COVID-19.

El secretario mexicano de Salud, Jorge Alcocer Varela, quien ha rubricado el acuerdo por la parte de México, ha informado que las primeras 250 000 vacunas llegarán este diciembre y servirán para inmunizar a 125 000 ciudadanos, puesto que se requieren dos dosis por persona.

Asimismo, la Secretaría de Salud ha precisado que, en esta primera fase de vacunación contra el nuevo coronavirus, se dará prioridad al personal sanitario que está en la primera línea de atención de esta enfermedad.

La misma jornada, en su cita matutina con los medios, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ha confirmado el acuerdo con Pfizer y anunciado que “ya se cuenta con el dinero, disponemos de entrada con 20 000 millones de pesos [unos 997 millones de dólares]” para la compra de las vacunas.

López Obrador también ha dicho que el próximo martes se informará a los mexicanos del plan de vacunación, conforme al cual, en días recientes, el subsecretario de Salud adelantó que se contempla aplicar más de 10 millones de vacunas cada 30 días.

La Secretaría de Salud de México informó que el martes se reportaron 825 nuevos decesos por la COVID-19, con lo que el número de víctimas mortales pasó a situarse en 106 765. Además, en las últimas 24 horas, se registraron 8819 nuevos contagios, lo que suma un total de 1 122 362 casos confirmados.

Con estas cifras, México, con una población de 128 millones de habitantes, se mantiene como el undécimo país con más contagios y el cuarto con más fallecidos en cifras absolutas, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

México hace el anuncio sobre su plan contra la COVID-19 el mismo día en que el Reino Unido ha informado que empezará a comienzos de la próxima semana a vacunar a los grupos más vulnerables a contraer el virus (SARS-CoV-2), después de que los reguladores británicos hayan aprobado el preparado desarrollado por la estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech.

Pfizer ha demostrado una eficacia general del 90 % y una efectividad del 94 % en personas mayores de 65 años, por lo que es la farmacéutica más adelantada en el proceso de pruebas. La empresa farmacéutica que la distribuye promete una proporción justa para todos los países; sin embargo, un informe revela que la compañía estadounidense ya ha vendido el 80 % de las dosis de su vacuna a los países ‘más ricos’.

ncl/anz/mjs