• Soldados indios desplegados cerca de las fronteras comunes con China.
Publicada: domingo, 4 de octubre de 2020 18:50

La India inaugura un túnel que mejora el envío más rápido de tropas a su disputada frontera con China, en medio de la escalada de tensiones entre ambos países.

El premier indio, Narendra Modi, inauguró el sábado un túnel, a más de 3000 metros de altitud, que permitirá enviar más rápidamente soldados a su disputada frontera con China.

El túnel está ubicado en el estado de Himachal Pradesh, en una de las dos únicas carreteras que conducen a las zonas fronterizas de Ladakh, en la reñida zona de Cachemira y el Tíbet.

El paso subterráneo, de un costo de 400 millones de dólares, permitirá, de hecho, a los convoyes militares, evitar la penosa travesía del paso de Rohtang y reducirá el trayecto a una decena de minutos en lugar de cuatro horas.

El corredor forma parte de un programa estratégico de infraestructura del Gobierno indio en las zonas fronterizas en disputa, donde las tiranteces con China han estado aumentando en las últimas semanas.

 

La India y China comparten 3500 kilómetros de frontera terrestre, una de las más largas del mundo. En 1962, los dos países iniciaron una sangrienta guerra en sus límites en el Himalaya y, desde entonces, se han ido sucediendo esporádicamente conflictos fronterizos menores y presiones diplomáticas.

Las tensiones se agudizaron entre ambos países asiáticos, con enormes Ejércitos y armas nucleares, después de junio, cuando 20 soldados indios murieron en el peor enfrentamiento acontecido entre las dos partes en décadas, en el disputado valle de Galwan, en la zona de Ladakh.

Ante tal coyuntura, las Fuerzas Armadas de ambas naciones asiáticas vienen realizando maniobras militares de gran envergadura, desplegando para la ocasión su artillería pesada, vehículos blindados y aviones de combate a lo largo de la frontera del Tíbet chino y la Cachemira india.

mnz/anz/rba/mkh