• Marines cierran embajada de EEUU en Irak por un ataque con cohete
Publicada: miércoles, 16 de septiembre de 2020 18:03
Actualizada: jueves, 17 de septiembre de 2020 4:34

Los informes reportan otro nuevo ataque con cohete contra la embajada de EE.UU. en Irak, ubicada en la Zona Verde de Bagdad, la capital iraquí.

Un cohete tipo Katyusha ha caído dentro de la Zona Verde, específicamente en el edificio residencial No. 31, sita en el complejo de Al-Qadisiya”, según ha indicado este miércoles una fuente de la Célula de Información de Seguridad del Gobierno iraquí.

La fuente, además, ha explicado que el cohete fue lanzado desde el barrio de Amil, cerca de la mezquita de Al-Hadi de Bagdad. No obstante, no ha explicado sobre la existencia de víctimas mortales y daños materiales causados por este incidente.

La cadena de televisión iraquí Al-Sumaria ha informado de una gran explosión causada por el impacto de un misil, por lo cual activaron las sirenas de alarma antiaérea en dicha zona que alberga la mayor parte de las embajadas extranjeras, entre ellas la de Estados Unidos.

Otras fuentes iraquíes, sin embargo, han reportado que el cohete alcanzó el campo militar de la sede diplomática estadounidense. “Los marines norteamericanos cerraron las puertas de la embajada después de la fuerte explosión”, según detalla el canal de Telegram Saberin.

De momento, ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad de estos ataques, pero los grupos armados no identificados han atacado con frecuencia varios convoyes y bases de Estados Unidos en Irak, así como la zona donde se encuentra la embajada norteamericana en Bagdad.

 

Irak exige ahora más que nunca la salida de las tropas estadounidenses tras el brutal asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de Irak, Abu Mahdi al-Muhandis, entre otros compañeros, en un ataque selectivo perpetrado el pasado 3 de enero por Washington en Bagdad.

Las autoridades iraquíes denuncian también que EE.UU. está involucrado en distintos actos desestabilizadores, incluidos el apoyo a los terroristas y los ataques a las posiciones de las fuerzas populares iraquíes que luchan contra el terrorismo.

Las fuerzas populares iraquíes, por su parte, han dicho que harán frente a cualquier ataque de Washington y advierten que, de ahora en adelante, tratarán a las fuerzas estadounidenses como “tropas de ocupación”.

myd/lvs/rba/hnb