• Soldados estadounidenses en una base militar en Mosul, Irak, 4 de enero de 2017. (Foto: Reuters)
Publicada: jueves, 2 de abril de 2020 8:39
Actualizada: viernes, 3 de abril de 2020 14:34

La llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., entregará Al-Habbaniyah, la base aérea más antigua bajo su ocupación, al Ejército de Irak, indican informes.

“En los próximos días, nuestras fuerzas recibirán la base aérea Al-Habbaniyah, que está entre la ciudad de Faluya y Ramadi en el oeste de Irak, de las tropas estadounidenses y la coalición internacional”, indicó el miércoles el portavoz del Comando de Operaciones Conjuntas de Irak (JOC, por sus siglas en inglés), el mayor general Tahseen al-Khafaji.

La entrega de las bases a las fuerzas iraquíes, dijo al-Khafaji, se debe a la implementación de un nuevo mecanismo entre Bagdad y Washington, manifestando que el acto se realiza bajo un cronograma especificado.

En este contexto, el portavoz del Ministerio de Defensa iraquí, Yahya Rasul, destacó por su parte el mismo miércoles que la retirada de las tropas estadounidenses de las bases militares de Irak, no tendrá ningún impacto en la seguridad y las operaciones militares contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

 

“El Ejército de Irak controla el país, y fue el mismo Ejército que luchó contra los terroristas de Daesh y liberó las tierras iraquíes”, aseguró al respecto.

El mismo Al-Khafaji, dijo el martes que la coalición estadounidense, que aparentemente luchaba contra el grupo Daesh, entregará otras bases a las fuerzas de Irak. De hecho, las fuerzas de dicha coalición abandonaron la base aérea Al-Qayyarah, situada al sur de Mosul, capital de Nínive, y las tropas norteamericanas abandonaron en marzo la base de Al-Qaim, cerca de la frontera con Siria, y la base K-1 en Kirkuk.

En los últimos días, el Ejército de EE.UU. está realizando movimientos sospechosos en territorio iraquí: ha evacuado varias de sus bases en el oeste de Irak y trasladado a sus tropas y su equipamiento militar al aeródromo de Ain al-Asad, su principal base aérea en la provincia centro occidental de Al-Anbar.

Algunos medios estadounidenses consideran que Washington está urdiendo un plan de ataque contra las posiciones de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), integradas oficialmente en las Fuerzas Armadas de Irak.

La salida de las fuerzas extranjeras de Irak es la demanda principal del la nación iraquí que grita a pleno pulmón en sus masivas protestas y luego de la ratificación del Parlamento en la que se instaba a la expulsión de estas tropas de su patria.

Todo esto, después de que EE.UU., en un ataque en Bagdad, capital iraquí, asesinara al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani; al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (UMP o Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y otros ocho de sus compañeros.

nlr/rha/mrg