• Urnas electorales de Honduras en los comicios de 2017.
Publicada: jueves, 14 de junio de 2018 14:38
Actualizada: jueves, 14 de junio de 2018 16:44

La misión anticorrupción de la OEA anuncia “irregularidades monetarias” cometidas por 38 legisladores hondureños para financiar las campañas de 2013.

“Se ha hallado indicios suficientes que fondos públicos (...) habrían sido destinados a financiar las campañas políticas tanto del Partido Nacional como del Partido Liberal, en el año 2013”, alegó el miércoles la portavoz interina de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) de la Organización de Estados Americanos (OEA), Ana María Calderón, durante una conferencia de prensa.

Respecto al tema, Calderón lanzó acusaciones contra 38 personas vinculadas al presunto desvío, en su mayoría legisladores que apoyaban la campaña presidencial del Partido Nacional (PN).

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, opinó sobre las acusaciones diciendo: “Todos colaboremos en las investigaciones con la MACCIH, como lo ha venido haciendo mi gobierno, es fundamental que se haga justicia, nadie puede estar por encima de la ley”.

Mediante un comunicado, la misión de anticorrupción anunció que los recursos fueron canalizados a través de dos fundaciones para desarrollar proyectos, pero “finalmente habrían sido depositados en cuentas de particulares y de candidatos a diputados, alcaldes y regidores del Partido Nacional (PN) y Partido Frente Amplio (FAPER) y directamente a las arcas del Partido Liberal (CCEPLH)”.

Se ha hallado indicios suficientes que fondos públicos (...) habrían sido destinados a financiar las campañas políticas tanto del Partido Nacional como del Partido Liberal, en el año 2013”, alegó la portavoz de la misión de anticorrupción de la OEA, Ana María Calderón, en cuanto a las irregularidades monetarias de las campañas de Honduras.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández  y su esposa Ana Rosalinda, tras ser elegido como presidente de Honduras, 27 de enero de 2014.

 

“Los fondos que fueron entregados a coordinadores de la campaña del PN habrían sido utilizado el día de las elecciones, el 24 de noviembre de 2013, además de para la compra de dos apartamentos en un céntrico edificio de Tegucigalpa y el pago de préstamos del Partido Liberal por unos 4.5 millones de dólares, añadió el organismo.

En junio de 2015, el mandatario hondureño admitió el desvío de fondos del seguro social destinado a su campaña que sirvió para influir en los votos durante las elecciones generales que lo llevaron al poder en enero de 2014, lo que provocó una polémica en la escena política hondureña.

No obstante, el alto mando al rechazar su implicación en los actos de corrupción llevados a cabo por el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), prometió procesar a los corruptos y puso de relieve que no tenía información alguna respecto a la procedencia de dichos fondos ilegales.

mpm/ktg/tmv/hnb

Commentarios