• Integrantes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) reunidos en una zona en Irak.
Publicada: miércoles, 30 de enero de 2019 0:51

El Gobierno galo contempla, en un cambio de postura, retornar a los terroristas franceses detenidos en Siria para juzgarlos en su suelo.

Un grupo de hombres, mujeres y niños prisioneros de nacionalidad francesa están en manos de las milicias kurdo-árabes Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Hasta el momento el Gobierno francés se ha negado a repatriar a dichos terroristas y a sus familiares.

No obstante, el ministro del Interior de Francia, Christophe Castaner, ha señalado este martes que su país está evaluando todas las opciones para evitar la fuga y dispersión de estas personas “potencialmente peligrosas” tras la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de retirar sus tropas del territorio sirio.

“Si las fuerzas que custodian a los combatientes franceses tomaran la decisión de expulsarlos a Francia, serían puestos inmediatamente en manos de la justicia”, explica.

El ministro galo, con estas palabras, ha confirmado una información que circulaba en los medios de prensa, aunque niega que se trate de 130 personas involucradas, según ha destacado este martes la televisión local BFMTV en un informe.

Si las fuerzas que custodian a los combatientes franceses tomaran la decisión de expulsarlos a Francia, serían puestos inmediatamente en manos de la justicia”, confirma el ministro del Interior de Francia, Christophe Castaner, en relación a los terroristas franceses detenidos en Siria.

 

“Esas personas se unieron voluntariamente a una organización terrorista que combate en el Levante, pero han cometido atentados en Francia y continúan amenazándonos”, aduce el alto titular galo.

Se estima que unos 2000 ciudadanos franceses se unieron al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) desde el estallido de la crisis en Siria, según ha informado esta misma jornada el portal estadounidense Bloomberg.

El Gobierno galo antes contemplaba solo el retorno de los hijos de los terroristas, pero sin sus madres o padres. La medida que ahora estudia Francia, de llevarse a cabo, convertiría a este país en el primero de Europa occidental que repatria a sus ciudadanos arrestados por mantener vínculos con el EIIL.

mtk/mjs/nii/

Comentarios