• El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, ofrece discurso ante la Asamblea nacional en Misnk, 28 de enero de 2022. (Foto: president.gov.by)
Publicada: viernes, 28 de enero de 2022 14:17
Actualizada: viernes, 28 de enero de 2022 15:10

El presidente bielorruso ha dejado claro que su país responderá a cualquiera agresión directa contra su estrecho aliado, Rusia, en un momento de alta tensión.

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, ha anunciado este viernes que Minsk responderá a una posible “agresión” a Bielorrusia o Rusia en medio de escalada de tensiones entre Rusia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), encabezada por Estados Unidos.

De hecho, el mandatario ha advertido de una posibilidad de “guerra” ya que Bielorrusia está dispuesta a defender a su aliado, Rusia, tal como lo haría Moscú en caso de un ataque al territorio bielorruso.  

Las declaraciones de Lukashenko se han producido luego de que el pasado miércoles, EE.UU., entregara a la Cancillería rusa las respuestas por escrito a las propuestas de seguridad de Moscú.

“Quiero responder a Occidente sobre si habrá tropas en el territorio de Bielorrusia. Para ellos, este tema es muy importante. Si nuestro país es atacado, cientos de miles de tropas rusas estarán aquí, quienes defenderán esta tierra sagrada con cientos de miles de bielorrusos”, ha expresado Lukashenko durante su discurso anual ante la Asamblea Nacional del país.

 

Además, ha enfatizado que Bielorrusia no quiere una guerra, ya que “conoce el precio de una vida” a lo contrario de los líderes de algunos países que solo piensan en ganar esta guerra, en la que no habrá victoria para ninguna parte involucrada.

Aumentan tensiones entre Rusia y Occidente

La noticia ha llegado en un momento muy delicado por el aumento de las tensiones entre Rusia y los aliados occidentales de Ucrania. De hecho, Moscú considera una amenaza la presencia militar de la OTAN en países de Europa Oriental cercanos a sus fronteras, y advierte que dará una respuesta contundente a cualquier provocación del Occidente.

En este marco, el pasado diciembre, Rusia presentó los proyectos de dos acuerdos que quiere alcanzar con EE.UU. y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), sobre garantías de seguridad. Entre sus planteamientos, Moscú pidió que el bloque militar detenga su expansión hacia el este y que Ucrania no se adhiera a ella.

glm/ftm/hnb