• ‘Irán usa disposiciones en pacto nuclear a favor de sus intereses’
Publicada: miércoles, 8 de mayo de 2019 22:13
Actualizada: jueves, 9 de mayo de 2019 8:36

Un político iraní señala que Teherán, con reducir su nivel de compromisos asumidos a raíz del acuerdo nuclear, busca proveer los intereses de la nación persa.

“No buscamos tensión, lo importante para nosotros es velar por los intereses de Irán. No dependemos (…) del acuerdo nuclear; de lo que dependemos es de los intereses del pueblo iraní”, ha declarado el vicecanciller iraní para Asuntos Políticos, Seyed Abás Araqchi, en una entrevista concedida este miércoles al Canal 2 de la televisión iraní.

Sus declaraciones se han producido la misma jornada en la que el presidente de Irán, Hasan Rohani, ha informado de que la República Islámica va a dejar de cumplir dos de los puntos del acuerdo de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 —entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—, es decir: no exportará su uranio de bajo enriquecimiento (LEU, por sus siglas en inglés) ni su agua pesada durante 60 días, plazo en el cual ha instado a los signatarios del pacto a tomar medidas capaces de hacer frente a la presión estadounidense.

De acuerdo con Araqchi, la decisión del Gobierno iraní no implica la violación o la salida del pacto nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, sino que supone que el país persa busca utilizar las disposiciones definidas en el convenio para proteger los intereses del pueblo, tal y como estipulan los artículos 26 y 36 del propio pacto.

No buscamos tensión, lo importante para nosotros es velar por los intereses de Irán. No dependemos (…) del acuerdo nuclear; de lo que dependemos es de los intereses del pueblo iraní”, ha declarado el vicecanciller iraní para Asuntos Políticos, Seyed Abás Araqchi.

 

Asimismo, ha explicado que, si en los próximos 60 días, los firmantes europeos del acuerdo nuclear no adoptan las medidas pertinentes para cumplir con sus compromisos y proveer los intereses de los iraníes, Teherán dejará de estar comprometido a mantener el nivel de su enriquecimiento de uranio al 3,67 %.

Además, ha adelantado, la República Islámica seguirá con la reconstrucción del reactor de investigación de Arak basándose en la tecnología nacional. El grupo de trabajo encargado de reedificar el reactor en cuestión, según Araqchi, no consiguió mucho en el último año debido a los temores de que sus empresas nucleares fueran sancionadas por EE.UU.—país que abandonó en 2018 el convenio multinacional y reanudó todas las sanciones que había levantado en virtud del mismo—.

De igual modo, ha destacado que el PIAC es más bien un trato de seguridad que económico para Europa, por ello, a los socios europeos de Irán les importa mucho salvaguardarlo.

Ante los intentos del presidente de EE.UU., Donald Trump, por “destruir” el acuerdo nuclear, considerado un gran logro diplomático, “Europa está muy preocupada por la creación de un clima de inestabilidad en la región y el surgimiento de una ola de migrantes hacia los países europeos”, ha agregado.

La vigencia del PIAC es, al parecer, necesaria para la seguridad de Europa, siendo los tres desafíos principales a los que se enfrenta la seguridad del continente verde el terrorismo, el narcotráfico y la inmigración masiva, conforme ha afirmado el presidente iraní.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha avisado, por su parte, de que Teherán solo “garantizará” la vigencia del acuerdo nuclear si Europa respeta sus compromisos.

Tras la notificación del presidente de Irán, el inquilino de la Casa Blanca ha anunciado sanciones contra el hierro, el acero, el aluminio y el cobre de la República Islámica de Irán. 

fdd/anz/rba

Comentarios