• El nuevo líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn (dcha.), junto al también recién elegido segundo hombre del partido, Thomas Watson, posan tras anunciarse su elección, 12 de septiembre de 2015.
Publicada: sábado, 12 de septiembre de 2015 10:07
Actualizada: sábado, 12 de septiembre de 2015 13:48

El socialista Jeremy Corbyn se ha hecho con el liderazgo del Partido Laborista (PL) británico, con el 59,5 % de los votos, en la primera vuelta de unas concurridas elecciones primarias.

“La pobreza no es inevitable. Las cosas pueden cambiar y lo harán”, ha proclamado Corbyn como conclusión de un vibrante discurso pronunciado una vez anunciada su victoria.

"La pobreza no es inevitable. Las cosas pueden cambiar y lo harán", promete el nuevo líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn.

El diputado de Islington, al norte de Londres, ha recibido el voto de 251 417 personas, entre las 422 664 que emitieron sufragio. Es decir, triplica los votos de su competidor Andrew Burnham —80 462 votos, 19 % del total— o de la tercera en liza, Yvette Cooper —71 928 votos, 17 %—.

Con un electorado total de 540 272 votantes potenciales, el índice de participación ha sido del 78,2 %, y se han contabilizado 207 votos nulos.

En el mismo proceso, el también parlamentario Thomas Watson queda como segundo dirigente del partido. En 2012 este se destacó reclamando la investigación de la red criminal pederasta que involucra a altísimos miembros de la clase dirigente británica.

"Ni los medios de comunicación ni muchos de nosotros entendíamos, sencillamente, el punto de vista de la juventud de nuestro país", reconoció el nuevo líder laborista.

En su discurso de victoria, Corbyn dirigió, tras los preceptivos agradecimientos, duras palabras hacia la prensa por los ataques personales sufridos por sus partidarios durante la campaña de primarias.

Buena parte de la virulenta campaña de prensa contra Jeremy Corbyn se ha centrado en “críticas” a su relación con la asociación propalestina Deir Yasin en la memoria, fundada por Paul Eisen, militante antisionista judío que se ha visto obligado a cerrar su blog por los ataques.

Partidarios del diputado laborista británico Jeremy Corbyn a la entrada a un acto electoral para las primarias del partido.

 

“Ni los medios de comunicación ni muchos de nosotros entendíamos, sencillamente, el punto de vista de la juventud de nuestro país”, dijo Corbyn, que rechazó estereotipos corrientes sobre una supuesta despolitización de la juventud.

En realidad es una generación muy política, a la que ha hecho abandonar la manera en que se ha conducido la política. Tenemos que cambiar eso, dijo Corbyn.

“En realidad es una generación muy política, a la que ha hecho abandonar la manera en que se ha conducido la política. Tenemos que cambiar eso”, enfatizó el flamante líder laborista.

En este sentido, Corbyn dio la bienvenida a los nuevos miembros reclutados por el partido durante el proceso de primarias, que ha despertado un entusiasmo fuera de lo habitual, y también a los antiguos miembros que han regresado a la formación.

“Yo no dejé el laborismo, el laborismo me dejó a mí”, ha sido una frase muy repetida entre amplios sectores del progresismo británico en años recientes, desde el ascenso al poder en el PL de la “Tercera Vía” del expremier Anthony Blair (1997-2007), a la que se achaca una orientación neoliberal.

"Ir a la guerra crea un legado de amargura", advirtió el diputado de Islington, al norte de Londres.

El nuevo líder laborista acusó a los conservadores de haber usado la “crisis económica” para imponer a los pobres una “carga terrible”, y recalcó la necesidad de acabar con los “niveles grotescos de desigualdad” que aquejan a la sociedad británica.

Para organizar la oposición al Gobierno de David Cameron, prometió que el PL será “más inclusivo, más involucrado y más democrático”, y anunció la oposición laborista a la controvertida legislación que presentarán los conservadores la semana próxima en materia de sindicalismo y ayudas sociales.

Habló, además, sobre el drama de “quienes huyen de las guerras”, y enfatizó que “son seres humanos, igual que ustedes y que yo”, por lo que llamó a “tratar la crisis de los refugiados con humanidad”, antes de advertir de que “ir a la guerra crea un legado de amargura”.

“Mi primer acto como líder del partido será ir a la manifestación esta tarde para mostrar apoyo a cómo se debería y se debe tratar a los refugiados en este país”, anunció.

mla/nii/