• Integrantes de las fuerzas especiales británicas desplegadas en el territorio sirio.
Publicada: domingo, 24 de febrero de 2019 22:51
Actualizada: lunes, 25 de febrero de 2019 3:46

El Ministerio de Defensa del Reino Unido ha reconocido que mantiene desplegadas en Siria fuerzas especiales a pesar de que el Parlamento lo ha prohibido.

Según ha informado este domingo el rotativo local The Sunday Times, la Defensa británica ha reconocido oficialmente que a pesar que el Parlamento de este país limitó su intervención a ataques aéreos en Siria, Londres tiene desplegadas en el país árabe a un número no especificado del Servicio Aéreo Especial (SAS, por sus siglas en inglés).

Este reconocimiento ha tenido lugar en respuesta a una solicitud de libertad de información sobre la muerte de un soldado del SAS, el sargento Matt Tonroe, quien murió junto con dos soldados estadounidenses durante combates en Siria en el mes de marzo del año pasado.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido además ha dejado saber que sus fuerzas en Siria han sido integradas en las filas de las fuerzas armadas de otros países y operan como si fueran el personal de la nación anfitriona.

“Las fuerzas británicas integradas en las fuerzas armadas de otras naciones operan como si fueran el personal de la nación anfitriona, bajo la cadena de mando de esa nación”, se lee en un texto publicado por la cartera británica.

Las fuerzas británicas integradas en las fuerzas armadas de otras naciones operan como si fueran el personal de la nación anfitriona, bajo la cadena de mando de esa nación”, se lee en un texto publicado por el Ministerio de Defensa del Reino Unido tras reconocer el despliegue de las fuerzas especiales en Siria.

 

También, confirma la Defensa británica que los integrantes de SAS actúan bajo el mando de los Navy Seals (equipos de mar, aire y tierra de la Armada de Estados Unidos) y de este modo se hace más difícil detectar el despliegue británico en Siria.

En diciembre del año 2015 el Parlamento del Reino Unido aprobó solamente ataques aéreos en Siria y se dio garantía gubernamental de que no se desplegaran tropas británicas en operaciones de combate terrestre en este país.

Aun así ya desde el año 2016 hubo varias instancias que vieron a las fuerzas especiales británicas operando en Siria, sin la autorización del Gobierno de Siria y también sin el aval del Parlamento.

hgn/rha/fdd/alg

Comentarios