• Manifestantes pisotean una foto del presidente de EE.UU., Donald Trump, en Bagdad (la capital de Irak), 24 de enero de 2020.
Publicada: domingo, 26 de enero de 2020 23:01

La multitudinaria protesta anti-EE.UU. en Irak y la formación del Gobierno libanés dieron una dura bofetada a Washington, dice un alto responsable de Hezbolá.

“Esta semana, el Gobierno estadounidense recibió duras bofetadas de Beirut y Bagdad; en Irak millones de personas realizaron manifestaciones (anti-EEUU) para expresar su deseo”, dijo el domingo el jefe adjunto del Consejo Ejecutivo del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Nabil Qauq.

Durante estas marchas, agregó, los iraquíes insistieron en que la sangre derramada del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, sellaron el veredicto de la expulsión de Washington de Irak.

Soleimani y Al-Muhandis fueron asesinados el pasado 3 de enero junto a varios otros héroes iraníes e iraquíes en la lucha antiterrorista en un atentado perpetrado por Estados Unidos en Bagdad, capital de Irak.

Después de este crimen, el Parlamento de Irak aprobó una resolución que pide la expulsión de todas las tropas ocupantes estadounidenses de suelo iraquí tras cerca de 17 años de presencia desestabilizadora.

 

En otro momento de sus declaraciones, el sheij Qauq calificó la formación de un nuevo Gobierno en El Líbano como otra bofetada en la cara del Gobierno estadounidense, presidido por el presidente Donald Trump, que se esforzó al máximo para impedir la formación de un Gobierno en este país árabe.

“Los estadounidenses pretendían desestabilizar y arrodillar a El Líbano y asediar la Resistencia. Creían que pueden dictar sus órdenes a los libaneses, pues opinaban que el pueblo libanés no podrá formar un Gobierno si no acata dictados de EE.UU., pero los libaneses formaron un Gobierno y crearon una oportunidad verdadera para salvar el país”, enfatizó.

El nuevo Gobierno libanés incluye a 20 ministros, 5 de ellos mujeres, y será presidido por el primer ministro Hasan Diab. Este último al anunciar el martes la formación del nuevo Ejecutivo recalcó que su Gobierno escuchará las reivindicaciones de los manifestantes, que desde hace más de tres meses realizan protestas contra la corrupción y la mala situación socioeconómica en el país árabe. Las protestas obligaron al expremier Saad Hariri a dimitir.

mnz/rha/hnb

Comentarios