• Mohamad bin Salman, príncipe heredero adjunto de Arabia Saudí, durante una reunión estatal en Riad, capital del país árabe, 19 de abril de 2017.
Publicada: jueves, 4 de mayo de 2017 13:57
Actualizada: jueves, 4 de mayo de 2017 15:06

Trián y Sanafir son islas saudíes, indicó el príncipe heredero adjunto de Arabia Saudí, Mohamad bin Salman.

“Tirán y Sanafir son registradas como islas saudíes tanto en Arabia Saudí y Egipto, como en las organizaciones internacionales”, alegó en una entrevista citada el jueves por el diario Daily News Egypt.

El también ministro de Defensa saudí negó la existencia de cualquier problema entre Riad y El Cairo sobre la cuestión de las dos islas, agregando que lo que sucedió sólo fue la demarcación de las fronteras marítimas entre los dos países.

“La medida generará beneficios económicos y los más importantes son la construcción del puente King Salman sobre el mar Rojo y proporcionar a Egipto energía, gas y petróleo”, adujo.

Curiosamente, el príncipe saudí acusó a Irán y al movimiento de los Hermanos Musulmanes (HHMM) de promover rumores para perjudicar las “firmes y estables” relaciones entre Egipto y Arabia Saudí que a su juicio no pueden verse afectadas.

Recalcó que históricamente, los dos países siempre y en todas situaciones han estado y estarán juntos.

Tirán y Sanafir son registradas como islas saudíes tanto en Arabia Saudí y Egipto, como en las organizaciones internacionales”, alegó Mohamad bin Salman, príncipe heredero adjunto de Arabia Saudí.

 

“El Gobierno de Egipto nunca ha tenido una postura negativa hacia Arabia Saudí”, dijo Bin Salman para luego asegurar que las autoridades de ambas partes hacen caso omiso a los 'intentos de sus enemigos'.  

El año pasado, el presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi, decidió regalar a Riad los islotes estratégicos Tirán y Sanafir, que están ubicados en mitad del golfo de Aqaba y a medio camino (menos de 10 kilómetros) de las costas de Egipto y Arabia Saudí.

El pasado 16 de enero, el Tribunal Superior Administrativo (TSA) confirmó una sentencia previa que reafirmaba la soberanía egipcia sobre estas dos islas en el mar Rojo, pese a los recursos del Ejecutivo. Pero, el pasado mes de abril, el referido fallo fue anulado.

La polémica decisión de entregar las islas, anunciada en abril de 2016, desencadenó protestas en las calles de las principales ciudades egipcias y decenas de manifestantes fueron detenidos.

msm/ktg/tmv/nal

Comentarios