• China vs EE.UU.
Publicada: sábado, 29 de agosto de 2015 2:43

Un aspirante a la Casa Blanca asegura que el presidente chino, Xi Jinping, intenta restablecer la grandeza de su país a costa de Estados Unidos.

"Xi Jinping está tratando de convencer a 1,3 mil millones de personas de su país que el restablecimiento de la grandeza de China se logrará perjudicando a Estados Unidos y aumentando su influencia a nuestra costa", manifestó el viernes Rubio a pocas semanas de la visita del mandatario asiático a Washington, capital de EE.UU.

 Xi Jinping está tratando de convencer a 1,3 mil millones de personas de su país que el restablecimiento de la grandeza de China se logrará perjudicando a Estados Unidos y aumentando su influencia a nuestra costa", manifiesta Marco Rubio, precandidato a la presidencia de EE.UU. 

De igual manera, afirmó que después de la llegada de Xi Jinping al poder, su Administración ha intensificado la campaña para minimizar la influencia de EE.UU. en Asia.

Marco Rubio, senador republicano y aspirante a la presidencia de Estados Unidos

 

Asimismo, acusó al presidente chino de tratar de ejercer su control sobre varios mares con el fin de manipular el comercio mundial.

"(Xi) está reforzando su control sobre los mares de China Oriental y Meridional, a través de los cuales cruza a diario más de la mitad del comercio mundial", agregó.

Por otra parte, denunció que China ha declarado unilateralmente una ‘zona de identificación para la defensa aérea’ sobre las aguas internacionales y las islas Diaoyutai (en chino) o Senkaku (en japonés) que, a su juicio, son parte integrante del territorio de Japón, aliado de Washington.

"China intenta dificultar a Estados Unidos su  implicación en la región y que nosotros dejemos de interesarnos. En resumen, China está haciendo todo lo posible para que el siglo XXI sea un siglo chino", puntualizó. 

El presidente de China, Xi Jinping (izqda.), y su par estadounidense, Barack Obama

 

La creciente presencia económica del gigante asiático en diferentes zonas del mundo, sobre todo en América Latina, considerada por EE.UU. como su “patio trasero”, ha preocupado a las autoridades estadounidenses en particular a los aspirantes republicanos a la presidencia.

El pasado viernes, el gobernador del estado nororiental de Wisconsin y el candidato republicano Scott Walker, instó al presidente Barack Obama a cancelar una cena con el líder chino en su venidero viaje a EE.UU.

Además, a mediados de este mes, Rick Santorum, otro candidato republicano, declaró que el presidente Obama, durante su mandato en la Casa Blanca ha hecho poderosos a los “enemigos” de Washington como China y Rusia.

Anteriormente, el jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., Martin Dempsey, arremetió contra Rusia y China, al considerarlas una amenaza a los intereses de “seguridad” de Washington.

mpv/ctl/nal