• Presidente estadounidense, Barack Obama.
Publicada: martes, 11 de agosto de 2015 17:00

El presidente de EE.UU., Barack Obama se dirigió con un tono amenazante al AIPAC instándole a dejar de difundir “mentiras” sobre el fin de los diálogos Irán-G5+1.

En una carta abierta dirigida al Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés), Obama pidió a los miembros de este comité que una vez por todas pongan fin a sus comentarios mentirosos sobre la conclusión de las conversaciones nucleares entre Irán y el Sexteto (EE.UU, Rusia, el Reino Unido, China y Francia, más Alemania).

Les he pedido en varias ocasiones, tanto al primer ministro Netanyahu como a otros miembros (de AIPAC) para que me presentaran un plan razonable y realista que permita lograr exactamente lo que logra este acuerdo, y todavía sigo esperando una respuesta”, denuncia el presidente estadounidense.  

Según informó el lunes, la revista estadounidense Occupy Democrats, de este modo las polémicas discusiones entre el mandatario norteamericano y el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, alcanzaron a su máximo nivel en los últimos dos días.

Por otra parte, Obama invitó a dos miembros de más alto rango del poderoso lobby sionista AIPAC a la Casa Blanca para advertirles sobre sus opiniones, alarmismos y ataques divisivos contra la postura del presidente ante el fin de los diálogos nucleares con Irán.

El primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu.

 

En reacción, Netanyahu se vio obligado a modificar su carta enviada anteriormente a los miembros demócratas del Congreso y decirles que no tiene ninguna idea sobre el voto que ellos emitirían a dicho “acuerdo”.

El rotativo agrega que AIPAC está dispuesto a gastar entre $ 25 millones y $ 150 millones para convencer a los congresistas demócratas que deben rechazar el acuerdo además de influir en la opinión pública con campañas de desinformación para advertirle sobre las consecuencias improbables del cierre de los diálogos entre Irán y las potencias mundiales.

Es la primera vez en la historia, precisa el diario, que un presidente estadounidense se ha mantenido en su posición firme ante un poderoso lobby pro-israelí, que a su vez es el segundo cabildeo más fuerte en Estados Unidos después de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés).

Occupy Democrats a continuación afirma que la negativa posición de los miembros de AIPAC ante la conclusión de las conversaciones nucleares entre Irán y el Grupo 5+1, se lanza sin proponer ningún tipo de alternativa razonable que sea sustituida por la actual.

“Les he pedido en varias ocasiones, tanto al primer ministro Netanyahu como a otros miembros (de AIPAC) para que me presentaran un plan razonable y realista que permita lograr exactamente lo que logra este acuerdo, y todavía sigo esperando una respuesta”, comentó el presidente estadounidense, citado por el rotativo.  

Una manifestación convocada por AIPAC contra conclusión nuclear entre Irán y el Grupo 5+1 en Nueva York, EE.UU. 22 de Julio 2015

 

Mientras tanto, el jefe del servicio de inteligencia del régimen de Israel (el Mossad), Tamir Pardo, considera positivo el “acuerdo” con Irán, sin embargo se mantiene en silencio por miedo a la reacción de Netanyahu, según informaciones recogidas por el diario israelí Haaretz.

La Administración de Barack Obama presentó al Congreso el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) logrado tras meses de diálogos entre Irán y el Sexteto que concluyeron el pasado 14 de julio en Viena, capital austríaca.

Obama que enfrenta una gran presión de los republicanos y políticos proisraelíes que buscan socavar un pacto con Irán, advirtió al Congreso de EE.UU. que vetará cualquier legislación que intente bloquear la implementación de un acuerdo con Irán.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aseguró  que en caso de que el Congreso -dominado por los republicanos- no apruebe el acuerdo nuclear con Irán, no se podrán sostener las sanciones antiraníes.

mpv/ktg/rba

Comentarios