• Operarios intervienen en una fase de construcción del tramo del muro fronterizo entre EE.UU. y México que pasa por Douglas, Arizona, 8 de diciembre de 2020. (Foto: AP)
Publicada: jueves, 8 de abril de 2021 16:48

El presidente de EE.UU., Joe Biden, plantea seguir con la construcción del muro fronterizo de Trump para “frenar” la avalancha de migrantes en la frontera sur.

El secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., Alejandro Mayorkas, ha adelantado esta semana a los medios de comunicación que el objetivo de retomar este proyecto de construcción sería tapar “huecos” en la línea fronteriza que separa el país norteamericano de México, según un reciente informe publicado por el diario local The Washington Times.

Dado que Biden, desde el inicio de su mandato, se enfrenta a un creciente número de migrantes que tratan de cruzar la frontera, el líder demócrata se ha visto en la tesitura de olvidar lo prometido durante su campaña electoral, de que no continuaría con la severa política migratoria promovida por su antecesor, Donald Trump.

Mayorkas explicó que, si bien el mandatario estadounidense había suspendido la “emergencia nacional” declarada por Trump para conseguir los fondos que necesitaba a fin de construir el muro fronterizo, esa decisión no implicaba que desde la nueva Administración se dejasen de “tomar medidas” al respecto.

En este sentido, el alto funcionario aclaró que desde Washington se ha decidido continuar atendiendo ciertas áreas del muro que necesitan una renovación: “Proyectos particulares que necesitan ser terminados”, detalló a los reporteros de los medios.

 

El muro fronterizo de Trump

El magnate neoyorquino durante su mandato (2017-2021) hizo lo imposible para conseguir los fondos necesarios con el propósito de levantar una barrera física fronteriza entre EE.UU. y México, so pretexto de resolver el tráfico de drogas y la migración desde el país vecino.

En su intento, rechazado por el Congreso de EE.UU., consiguió, eso sí con apoyo judicial de por medio, disponer de unos 6600 millones de dólares previamente asignados al Departamento de Defensa estadounidenses (el Pentágono).

Sin embargo, al término de su mandato, las empresas contratistas del proyecto solo pudieron completar algo más de 720 kilómetros del muro a lo largo de la extensa frontera de 3145 kilómetros con lado mexicano. 

La avalancha de migrantes en la frontera EE.UU.-México

En los últimos meses, la ola de migrantes, que en su mayoría proceden de los países centroamericanos, se ha dirigido hacia la frontera entre EE.UU. y México, con la esperanza de cruzar la línea divisoria en busca de forjarse una vida mejor para ellos y sus familiares, incluso poniendo sus vidas en peligro. 

 

Dicha coyuntura se agravó tras la llamada del entonces candidato presidencial, Joe Biden, quien prometió que regularizaría a más de 11 millones de indocumentados, de llegar a la Casa Blanca.

Ante la avalancha de los migrantes, la Administración estadounidense se ha visto desbordada, por lo que ha tenido que improvisar centros de detención de indocumentados para su procesamiento migratorio.

Unas instalaciones que no son aptas para altas concentraciones de personas, tal y como han reflejado en sus informes los periodistas y los reporteros del país, como es el calvario que están sufriendo más de 4000 migrantes retenidos, entre ellos muchos menores de edad, en el centro de detención de la CBP en Donna, situado en el estado de Texas, que da cabida solamente a 250 personas.

krd/ctl/tqi/mrg