• El precandidato presidencial de EE.UU., Donald Trump, ofrece un discurso ante sus seguidores.
Publicada: jueves, 30 de julio de 2015 8:03
Actualizada: domingo, 9 de abril de 2017 12:44

El precandidato presidencial de EE.UU., Donald Trump, afirmó el miércoles que de llegar al poder, deportaría a todos los inmigrantes indocumentados.

En una entrevista con la cadena estadounidense CNN, el aspirante a la nominación del partido republicano, puso de manifiesto que los “buenos” deportados podrán volver mediante un “proceso” a EE.UU. para vivir “legalmente” sin que consigan la ciudadanía.

Tenemos mucha gente mala, como lo he dicho. Tenemos muchísima gente mala en prisión... quiero sacar a la gente mala… y de hecho, ellos nunca volverán”, apostilló Trump.

El precandidato republicano, envuelto en polémica por sus comentarios controversiales sobre los inmigrantes sin papeles, adujo que de llegar a la Casa Blanca deportará rápidamente a unos 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

“Tenemos mucha gente mala, como lo he dicho. Tenemos muchísima gente mala en prisión”, apostilló Trump, para luego puntualizar que “quiero sacar a la gente mala… y de hecho, ellos nunca volverán”.

Sin embargo, el destacado empresario estadounidense no especificó cómo localizaría, detendría y deportaría a los 11 millones de indocumentados que, a su juicio, no pueden vivir en el país norteamericano.

Para el magnate estadounidense, el criterio de ser un inmigrante “maravilloso” y “ejemplar” es trabajar “duro” en EE.UU.

Al ser preguntado sobre la posible deportación de inmigrantes indocumentados que viven en EE.UU. desde su niñez, Trump se mostró dudoso y señaló que “es una situación difícil”, y “depende”.

Recientemente el precandidato se ha convertido en el título de numerosas noticias por sus comentarios polémicos y explosivos con los que se refirió a los mexicanos durante una oratoria que ofreció como parte de su campaña política.

“Que los mexicanos que cruzan la frontera hacia los Estados Unidos son criminales, violadores sexuales, o traficantes de drogas”, así opinó el precandidato multimillonario.

Tras estos comentarios que causaron que le llamen desde México “racista”, “bandido” e “hipócrita”, el candidato se abstuvo de pedir perdón y prometió que pondrá fin a los tratos comerciales con este país en caso de ser elegido mandatario.

En reiteradas ocasiones los inmigrantes han salido a las calles de EE.UU. para pedir a las autoridades norteamericanas poner fin a masivas deportaciones de miles de indocumentados, principalmente de origen latino.

hnb/ktg/mrk

Comentarios