• El presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.), recibe a su par mexicano, AMLO, en la Casa Blanca.
Publicada: viernes, 10 de julio de 2020 7:50

El presidente de EE.UU. bromeó sobre el muro que está construyendo en las fronteras comunes con México en una reunión a puerta cerrada con su par mexicano.

Esta semana, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (popularmente conocido como AMLO), hizo una visita de dos días a Estados Unidos —los días 8 y 9 de julio—, para abordar las relaciones bilaterales y regionales, en especial el nuevo acuerdo comercial entre EE.UU., México y Canadá, el T-MEC.

En un encuentro mantenido a puerta cerrada el 8 de julio, de unos 90 minutos, el presidente estadounidense, Donald Trump, y AMLO discutieron la oportunidad de la integración económica y el caso del T-MEC, sin abordar los temas del desacuerdo entre ambos países como, por ejemplo, el muro fronterizo, según informó el jueves la agencia estadounidense de noticias Bloomberg.

Ante tal situación y para evitar preguntas incómodas de la prensa, los diplomáticos mexicanos habían presionado para que los presidentes se abstuvieran de responder preguntas de los medios de comunicación. No obstante, Trump no pudo resistir para hacer bromas sobre la situación.

 

Durante la cena oficial en la Casa Blanca, Trump bromeó sobre su disciplina durante la parte pública de la visita, señalando que se había comportado bien y se había controlado al no mencionar el espinoso tema del muro fronterizo.

Las declaraciones provocaron la risa de algunos de los asistentes, según indica Bloomberg, citando a varios testigos, que pidieron permanecer en anonimato.

El mandatario mexicano centró su visita oficial a Estados Unidos en temas de índole económica, mientras que los mexicanos desde ambos lados de la frontera con EE.UU. le exigían a que trate el caso de los inmigrantes y defienda sus derechos frente a las políticas antiinmigrantes de Trump.

Trump ha tratado de frenar a toda costa el flujo de migrantes indocumentados que viajan rumbo a EE.UU., ya sea erigiendo un muro fronterizo o con otro tipo de medidas, entre ellas la militarización de la frontera con México o separando a los padres de sus hijos en suelo estadounidense.

No obstante, distintos analistas y políticos aseveran que tales iniciativas del inquilino de la Casa Blanca no resolverán ni la migración, ni el tráfico de drogas y ni ningún otro de los problemas que Trump promete solventar.

mnz/ktg/tqi/mjs