• Soldados estadounidenses participan en una maniobra militar.
Publicada: martes, 19 de noviembre de 2019 22:58
Actualizada: miércoles, 20 de noviembre de 2019 1:01

El presidente de EE.UU., Donald Trump, desplegará tropas y sistemas de defensa antiaérea en Arabia Saudí para contrarrestar una “supuesta” amenaza regional.

En una carta dirigida este martes al Congreso, Trump ha informado de que desplegarán 3000 fuerzas estadounidenses adicionales en Arabia Saudí, además de sistemas de radares y misiles, un ala expedicionaria aérea y dos escuadrones de combate a fin de “proteger los intereses de Estados Unidos y reforzar las capacidades defensivas de la región”.

LEER MÁS: EEUU enviará a Arabia Saudí otra batería del “ineficaz” Patriot

“He tomado esta medida de acuerdo con mi responsabilidad de proteger a los ciudadanos de los EE.UU. en el país y en el extranjero y en defensa de los intereses de la seguridad nacional y la política exterior [...]”, se lee en la nota.

El inquilino de la Casa Blanca aclara en su misiva que las primeras fuerzas adicionales ya han llegado al reino árabe y las restantes llegarán en las próximas semanas. Asimismo, precisa que “este personal permanecerá desplegado mientras se requiera su presencia para cumplir con las misiones descritas anteriormente”.

He tomado esta medida de acuerdo con mi responsabilidad de proteger a los ciudadanos de los EE.UU. en el país y en el extranjero y en defensa de los intereses de la seguridad nacional y la política exterior [...]”, ha escrito el presidente de EE.UU., Donald Trump, en una misiva al Congreso, informando de su decisión de enviar tropas adicionales a Arabia Saudí.

 

EE.UU. ha estado enviando un flujo constante de efectivos militares a Arabia Saudí en los últimos meses con la excusa de “proteger a sus socios regionales” ante un posible comportamiento “hostil” de Irán. Recordemos el ataque con drones a las instalaciones de la compañía petrolera saudí Aramco el 14 de septiembre y que Washington y su aliado saudí culparon a la República Islámica del incidente, pese a que el Gobierno iraní rechazó categóricamente cualquier implicación en el caso.

LEER MÁS: Irán reta a EEUU a dar pruebas de sus acusaciones sobre Aramco

EE.UU. utiliza el pretexto de una “amenaza de seguridad” para desplegar tropas en todo el mundo y, de no existir tal amenaza, la fabrica. Por ejemplo, en el caso de Corea del Norte, las políticas hostiles de la Casa Blanca van acompañadas de extensas propagandas que retratan a Pyongyang como una amenaza para sus vecinos.

Aunque tales amenazas no existen en realidad, Estados Unidos ha logrado hacerse con el 95 por ciento de las bases militares del mundo y sus tropas están desplegadas en más de 160 países.

En cuanto a Arabia Saudí, la situación es muy diferente: se trata de un régimen autocrático y terrorista que paga sumas ingentes de dinero a EE.UU. a cambio de acuerdos de armas para garantizar su propia pervivencia y para que Washington haga la vista gorda ante sus violaciones y crímenes contra su nación y los países vecinos. 

lvs/hnb/nii

Comentarios