• El candidato presidencial a la Casa Blanca por el Partido Republicano, Donald Trump, durante una manifestación en Miami, Florida, 2 de noviembre de 2016.
Publicada: jueves, 3 de noviembre de 2016 3:15
Actualizada: viernes, 4 de noviembre de 2016 12:32

Donald Trump ratifica su postura antiinmigrantes y vuelve a urgir la construcción de un muro entre EE.UU. y México.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, prometió el miércoles en Miami, EE.UU., modificar la nueva relación con Cuba, cancelando el actual “acuerdo” con la mayor de las Antillas y haciendo presión a La Habana para aceptar un nuevo trato con Estados Unidos, según él, que sea "más justo para los opositores y los exiliados".

“Nosotros mostraremos solidaridad con los pueblos sufridos de Cuba y Venezuela, que se concentran en los alrededores de Doral, (…)”, señaló Trump en medio de una fuerte ovación de decenas de personas que sostenían carteles en los que se leían "Cubanos por Trump".

Nosotros mostraremos solidaridad con los pueblos sufridos de Cuba y Venezuela, que se concentran en los alrededores de Doral, (…)”, declaró el candidato presidencial a la Casa Blanca, Donald Trump.

El magnate norteamericano también prometió que si gana las presidenciales del próximo martes, su Gobierno se solidarizará abierta y fuertemente con los opositores a los Gobiernos de Cuba y Venezuela, cambiando radicalmente la política actual del presidente estadounidense, Barack Obama, que es de mejorar la relación con La Habana y no criticar severamente al Gobierno de Nicolás Maduro en Caracas.

Trump apeló al voto hispano pidiendo a sus seguidores a votar como "si estuvieran perdiendo". Además de prometer una línea dura contra Cuba, Trump repitió sus promesas de revocar el polémico seguro de salud más conocido como Obamacare, dejar de cancelar pagos a las Naciones Unidas para el cambio climático y renegociar el Tratado de Libre Comercio con Canadá y México, al que tachó de “robarse” los empleos de estadounidenses.

 

El candidato republicano repitió que como presidente incrementará la presión sobre los países que se rehúsan a aceptar a sus ciudadanos una vez que jueces estadounidenses ordenen que sean deportados. Prometió deportar a todos los inmigrantes que tengan antecedentes penales y construir el muro a lo largo de la frontera con México, pero no repitió su promesa inicial de campaña de que deportaría a los 11 millones de indocumentados que se estima viven en Estados Unidos.

lvs/ctl/mnz/rba

Comentarios