• El logo del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la fachada de la sede de la institución en Washington, capital estadounidense.
Publicada: lunes, 12 de abril de 2021 8:13

El Fondo Monetario Internacional dice que Irán neutralizó los impactos de sanciones, con un crecimiento económico en sus sectores petrolero y no petrolero en 2020.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó en octubre de 2020 que la economía de Irán se contraería un 5 %, pero, en su reciente informe, ha revisado al alza tal estimación, con un crecimiento del 1,5 % en el mismo año. Además, ha previsto un crecimiento del 2,5 % para el año en curso.

En una entrevista concedida el domingo a la agencia británica de noticias Reuters, el director del Departamento de Asia Occidental y Asia Central del FMI, Jihad Azour, dijo que esperaba que la economía iraní creciera en 2022. “Esperamos que la economía iraní registre un crecimiento positivo este año y el próximo”, sostuvo.

Según el informe, el Producto Interno Bruto (PIB) de Irán alcanzó los 635 mil millones de dólares en 2020 después de que se estimó en 581 mil millones de dólares para 2019, esto, pese al impacto de las sanciones unilaterales impuestas por Estados Unidos a Irán y la crisis provocada por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, a nivel mundial.

Economía iraní crece independizándose del petróleo

El año 2020 le fue bien también a la República Islámica cuando su sector no petrolero registró un crecimiento del 1,3 % en comparación con el 0,9 % de 2019.

La economía petrolera de Irán experimentó el año pasado un crecimiento de 3,1 %, una buena noticia para un gran productor de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), cuyas exportaciones se habían reducido considerablemente como consecuencia de los embargos extraterritoriales de EE.UU. En 2019, el sector petrolero iraní registró un crecimiento negativo de -38,9 %.

La tasa de crecimiento económico de Irán en momentos en los que el país sigue lidiando con los impactos de las sanciones y la pandemia muestra el fracaso de la campaña de “presión máxima” ejercida por la anterior Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, contra el país persa desde que Washington optó por retirarse del acuerdo nuclear.

Pese a los intentos del Gobierno de Trump de “reducir a cero” la venta del crudo iraní y obligar a Teherán a renegociar el acuerdo, Irán ha logrado aumentar sus exportaciones de petróleo en los últimos meses.

Tal y como informó Reuters, a principios de este mes, la República Islámica lideró en marzo a los países miembros de la OPEP en el aumento de la producción de petróleo. La encuesta de la agencia británica sitúa el suministro iraní en el marzo en 2,3 millones de barriles diarios, 210 000 barriles más que en febrero y el mayor aumento de la organización internacional.

Los expertos aseguran que la economía iraní continuará mejorando este año, mientras el país ha comenzado la campaña masiva de vacunación para combatir la pandemia.

ftm/ctl/fmk/mrg