• Salami: Somos soldados de la nación y ofrecemos nuestra vida
Publicada: lunes, 13 de enero de 2020 23:49
Actualizada: martes, 14 de enero de 2020 0:37

El general Salami subraya que desearía haber muerto junto a los pasajeros del caído avión ucraniano, y asegura que él y sus fuerzas son “soldados de la nación”.

Nosotros estábamos y estamos en situación de guerra con EE.UU. Somos los soldados de la nación y ofrecemos nuestras vidas por ella. Dios sabe cuánto me gustaría haber estado en ese avión, caer y quemarme junto con esos seres queridos en lugar de presenciar esta tragedia”, declaró el domingo el general de división Hosein Salami, comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán.

El avión de la compañía Ukraine International Airlines, un Boeing 737, con 176 pasajeros a bordo, se estrelló la madrugada del miércoles 8 de enero cerca del Aeropuerto Internacional Imam Jomeini, en el sur de Teherán (capital iraní), unos seis minutos después de despegar con rumbo a Kiev (capital de Ucrania).

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán confirmó el sábado que el avión fue derribado “de manera involuntaria” y por un “error humano” en momentos en que los militares iraníes estaban en “alerta máxima” por las tensiones con EE.UU.

El derribo del avión ucraniano se produjo horas después de que Irán atacara las bases de EE.UU. en Irak en venganza por el asesinato del comandante de la Fuerza Quds del CGRI de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, en un ataque aéreo estadounidense en Bagdad (capital iraquí).

Salami también aseguró que nunca se ha sentido tan avergonzado como por la tragedia que produjo el error cometido por uno de los operarios encargados del sistema de defensa antiaérea iraní.

 

Tras lamentar de que este error humano haya provocado la muerte de todos los pasajeros, la mayoría de ellos de nacionalidad iraní, y de la tripulación ucraniana, el alto mando castrense remarcó que el ataque misilístico contra el avión comercial no fue intencionado y, al respecto, explicó que el responsable del sistema antiaéreo activó el mecanismo que disparó dos misiles, tras confundir el avión ucraniano con un misil crucero enemigo que se estaba dirigiendo contra posiciones estratégicas militares cerca de Teherán, capital persa.

Además de pedir disculpas a los familiares de las víctimas y asegurar que serán indemnizados, Salami garantizó que nunca más ningún otro iraní se vería afectado por una operación de este tipo.

Asimismo, puso de relieve que todos son conscientes de que las fuerzas del CGRI “han plantado cara al enemigo y han llenado de grandeza a la nación” derrotando a una superpotencia como Estados Unidos.

“Resistiremos con toda nuestra fuerza y no nos arrodillaremos, inclusive si todas las potencias se unen contra nosotros no permitiremos que hagan daño a nuestro pueblo”, prometió Salami.

krd/ncl/mnz/hnb