• Captura de imagen del vídeo del ataque de Irán a bases de EE.UU. en Irak, 8 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 12 de enero de 2020 11:29

Tras el ataque de Irán a bases estadounidenses en Irak se evidenció que EE.UU. no es capaz de defenderse a sí mismo ni a sus aliados, dice un político persa.

“La reputación de EE.UU. se ha estropeado. Los ataques con misiles del CGRI contra Ain Al-Asad, la base logística, de espionaje y operativa más importante de EE.UU. en la región mostró que EE.UU. no es capaz de defenderse y mucho menos defender a algunos países dependientes de la región”, ha dicho este sábado el secretario general del partido Coalición Islámica, Asadolá Badamchian.

La madrugada del miércoles, Irán atacó la base aérea estadounidense Ain Al-Asad, ubicada en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar, y también una base en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí, en represalia por el atentado de EE.UU. en Bagdad (capital iraquí), por el que cayó mártir el teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, entre otros militares.

Badamchian ha considerado el asesinato de Soleimani, un destacado general en la lucha contra los terroristas del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) y EIIL (Daesh, en árabe) como una violación del derecho internacional y “terrorismo de Estado” cometido por Washington.

 

También ha alabado la decisión del Parlamento iraní de declarar organización terrorista al Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono), señalando que Teherán no dudará en tomar represalias contra EE.UU. por cada una de sus agresiones.

De igual modo, se ha referido a la resolución aprobada el 5 de enero por el Parlamento iraquí sobre la expulsión de fuerzas extranjeras del país árabe y ha dicho que la presencia de EE.UU. en el territorio iraquí equivale a ocupación y que el pueblo de Irak se reserva el derecho a responder.

Badamchian ha enfatizado que las ceremonias fúnebres en honor a Soleimani y el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irán (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis —que junto con otros militares iraníes e iraquíes perdieron su vida en el ataque de EE.UU.— tanto en Irán como en Irak son señales de “un levantamiento revolucionario contra la agresión estadounidense en la región y el mundo”.

ftn/ctl/msf