• El ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami, en un acto internacional sobre desminado, Teherán, 12 de marzo de 2019. (Foto: IRNA)
Publicada: miércoles, 13 de marzo de 2019 8:49

El ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami, advierte a Israel de una “respuesta firme” si actúa contra la venta del crudo iraní.

“La República Islámica de Irán cuenta con el poderío requerido para enfrentarse a esto, que de ocurrir, recibirá una respuesta firme, además de que será rechazado por la comunidad internacional”, ha enfatizado Hatami a la agencia local IRNA.

El titular de Defensa del país persa, de este modo, ha respondido a las afirmaciones de la semana pasada del primer ministro del régimen israelí, Benjamín Netanyahu, quien se refirió a las exportaciones del petróleo de Irán como lo que llamó el “contrabando” y dijo que la marina israelí podrá entrar en acción para bloquearlo.

El alto cargo castrense persa, no obstante, ha asegurado que las amenazas de Netanyahu, de ser cumplidas, constituirían una “inseguridad internacional y un acto de piratería”.

Asimismo, ha prometido que las Fuerzas Armadas iraníes protegerán, de la mejor manera posible, las líneas marítimas nacionales ante “cualquier tipo de amenaza”.

La República Islámica de Irán cuenta con el poderío requerido para enfrentarse a esto, que de ocurrir, recibirá una respuesta firme, además de que será rechazado por la comunidad internacional”, enfatiza el ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami.

 

No se trata de la primera vez que la exportación del crudo iraní es amenazada por los adversarios de la República Islámica. El representante especial del Departamento de Estado de EE.UU. para Irán, Brian Hook, planteó en noviembre la posibilidad “real” de que haya accidentes para los petroleros iraníes.

Estados Unidos en varias ocasiones, ha amenazado con frenar las exportaciones de petróleo iraní, en el marco de las sanciones que ha reinstaurado contra la nación persa. Ha presionado además sin éxito a otros países para que corten sus lazos económicos y comerciales con Irán. Ante tales presiones, Teherán ha asegurado que Washington nunca será capaz de llevar a cabo su amenaza de bloquear la exportación del crudo iraní.

Durante los últimos años, la Fuerza Naval del Ejército de Irán ha incrementado su presencia en aguas internacionales para proteger las rutas navales y proporcionar seguridad a sus buques mercantes y petroleros.

En un caso más reciente, el pasado jueves, lanchas rápidas de piratas atacaron un buque iraní que contenía un cargamento de 150 000 toneladas de petróleo en el golfo de Adén, en la entrada del estrecho de Bab el-Mandeb. No obstante, las fuerzas de la 60.ª flota de buques de guerra de la Armada de la República Islámica lograron repeler el ataque.

tqi/ktg/hnb/msf

Comentarios