• Lancha de la Armada iraní escolta barco petrolero del país persa cerca de la isla de Jark, en el Golfo Pérsico 12 de marzo de 2017 (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 8 de noviembre de 2018 9:13
Actualizada: sábado, 10 de noviembre de 2018 20:20

EE.UU. advierte del “alto riesgo” de comprar el crudo iraní, dado que los accidentes de petroleros iraníes son “una posibilidad muy real”.

“Desde el canal de Suez hasta el estrecho de Malaca y todos los puntos intermedios de congestión, los buques petroleros iraníes son ahora un inconveniente flotante (...) Esperamos sinceramente que no hayan accidentes, pero los accidentes son una posibilidad muy real debido al historial de Irán”, comentó el representante especial del Departamento de Estado de EE.UU. para Irán, Brian Hook, quien recordaba el hundimiento del petrolero iraní Sanchi en el mar de la China Oriental en enero pasado.

En una rueda de prensa celebrada el miércoles en la sede de la Diplomacia estadounidense, Hook señaló que mientras las principales compañías de seguros retiran su cobertura de los petroleros iraníes, estos barcos recurrían a empresas de seguros locales, “en caso de un accidente (…), sencillamente no existe manera de que estas compañías de seguros puedan cubrir las pérdidas”.

El representante especial de la Secretaría de Estado estadounidense, advirtió que los países que admiten a petroleros iraníes, no solo violan las sanciones estadounidenses contra el petróleo persa, sino que serán responsables de daños económicos y ambientales catastróficos que afectarían por generaciones a las industrias marítimas y pesqueras de los países que admitieron a estos buques.

Además advirtió en la misma jornada que como parte de la “campaña de presión” estadounidense contra Irán, las compañías que cubran los seguros a petroleros iraníes serán castigados bajo sanciones reimpuestas por Washington el pasado 5 de noviembre contra más de 700 individuos y entidades, tanto iraníes como de otros países.

Desde el canal de Suez hasta el estrecho de Malaca y todos los puntos intermedios de congestión, los buques petroleros iraníes son ahora un inconveniente flotante (...) Esperamos sinceramente que no hayan accidentes, pero los accidentes son una posibilidad muy real debido al historial de Irán.”, comentó el miércoles, el representante especial para Irán del Departamento de Estado de EE.UU., Brian Hook.

 

La lista también incluye a la empresa Líneas Marítimas de la República Islámica de Irán (IRISL, por sus siglas en inglés) y la Compañía Nacional de Tanques Cisterna de Irán (NITC, por sus siglas en inglés), añadió Hook.

El responsable finalmente abordó el tema de las exenciones temporales a 8 países importadores del crudo persa, concedidas por Washington debido a la dependencia de estas naciones al crudo iraní, agregando que la cantidad de crudo que se le permite adquirir a dichos países de Irán es confidencial y estas naciones reciben las exenciones sólo si reducen considerablemente sus importaciones del crudo.

El presidente de EE.UU., Donald Trump anunció en mayo pasado la retirada del país del pacto nuclear alcanzado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 —entonces conformado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania— y ahora está presionando al mundo entero para que se pliegue al régimen de embargos a Irán, so pena de sufrir “terribles consecuencias”, además insiste en reducir a cero las exportaciones iraníes de crudo.

Irán, sin embargo, se propone a frustrar las sanciones de EE.UU. y continuar vendiendo su petróleo, y ha constatado que muchos países han ratificado ya su disposición a seguir negociando con Teherán pese a los embargos norteamericanos

ahn/rha/ask/hnb

Comentarios