• Una maniobra de la Fuerza Terrestre del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán.
Publicada: martes, 11 de diciembre de 2018 15:02
Actualizada: martes, 11 de diciembre de 2018 19:30

La resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) no prohíbe las actividades misilísticas de Irán, recalca el canciller iraní.

“Puedo dejar en claro, como ministro de Exteriores (de Irán), que la cuestión de los misiles nunca ha sido objeto de negociaciones y que en la resolución 2231 no se ha aprobado ni ratificado nada sobre la prohibición (de misiles) para la República Islámica de Irán”, ha enfatizado el canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

En una entrevista concedida en exclusiva este martes a la agencia local de noticias Tasnim, el jefe de la Diplomacia iraní ha hecho hincapié en que la doctrina defensiva del país persa se fundamenta en la disuasión y la defensa, y nunca ha tenido un carácter ofensivo.

La República Islámica de Irán, ha proseguido Zarif, ha demostrado su compromiso con tal doctrina a lo largo de los 40 años transcurridos tras la victoria de la Revolución Islámica.

Estos comentarios son pronunciados el mismo día en el que el comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Amir Ali Hayizade, ha aseverado que Teherán seguirá con las pruebas de misiles, para después confirmar que la última que se ha llevado a cabo fue “un test importante”.

Puedo dejar en claro, como ministro de Exteriores (de Irán), que la cuestión de los misiles nunca ha sido objeto de negociaciones y que en la resolución 2231 no se ha aprobado ni ratificado nada sobre la prohibición (de misiles) para la República Islámica de Irán”, ha enfatizado Mohamad Yavad Zarif, canciller de Irán.

 

Las afirmaciones de Zarif y del general Hayizade son una respuesta a las últimas declaraciones formuladas por el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, quien acusó el sábado a Irán de “violar la resolución 2231” del CSNU por haber probado un misil balístico de medio alcance.

Esto mientras las autoridades iraníes han subrayado en diferentes ocasiones que ninguno de los misiles del país persa ha sido diseñado para ser capaz de transportar ojivas nucleares, porque las armas nucleares no tienen cabida en la doctrina defensiva de Irán.

Por otro lado, sostienen que es el propio EE.UU. el que ha violado la resolución 2231, no solo al salirse del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (integrado entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) —conocido oficialmente como el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, sino al instar a las otras partes implicadas en el convenio a incumplir sus obligaciones bajo dicho pacto.

Irán cataloga el desarrollo de su capacidad militar como su línea roja y asevera que no pide permiso alguno a ningún Estado para aumentar sus recursos defensivos mientras insiste en que no representa amenaza alguna para terceros países.

msm/anz/ftm/rba

Comentarios