• El cuerpo congelado del mamut Yuka.
Publicada: miércoles, 13 de marzo de 2019 2:47
Actualizada: miércoles, 13 de marzo de 2019 20:38

Un equipo de científicos japoneses y rusos consigue activar células de un mamut de 28 000 años de edad implantándolas en ovocitos de ratón.

El hallazgo fue publicado el lunes en la revista Nature Scientific Reports. Los investigadores extrajeron los núcleos celulares en 2010 de los restos de una cría de mamut lanudo llamada Yuka, hallada en la República de Sakha, en el Lejano Oriente ruso, y luego los insertaron en ovocitos de ratones y observaron la dinámica de su adaptación.

Según Kei Miyamoto, miembro del equipo de la universidad de Kindai, en el oeste de Japón, cinco de los ratones tuvieron reacciones biológicas características del inicio de la división celular. Sin embargo, explicó, ninguna entró en la fase de división que habría sido necesaria para crear un mamut.

“[...] a pesar de los años, una actividad celular todavía puede producirse”, pero, añadió, al mismo tiempo dan pocas esperanzas de ver algún día un nuevo ejemplar de esta especie extinta, dice Según Kei Miyamoto, miembro del equipo de la universidad de Kindai.

 

A su juicio, los resultados del estudio demuestran que “a pesar de los años, una actividad celular todavía puede producirse”, pero, añadió, al mismo tiempo dan pocas esperanzas de ver algún día un nuevo ejemplar de esta especie extinta.

“También nos dimos cuenta que los daños sufridos por las células eran muy profundos [...] Ni siquiera vimos división celular y por eso tengo que decir que estamos muy lejos de la reproducción de un mamut”, destacó Miyamoto.

En esta investigación los científicos estudiaron la posible clonación de un mamut y esperan poder explorar otros métodos para dar vida al animal prehistórico.

fdd/alg/nii/

Comentarios