• Manifestantes en apoyo al Gobierno cubano, La Habana, Cuba. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 16 de julio de 2021 17:58

Varios medios utilizan imágenes falsas para ilustrar las protestas cubanas, lo que demuestra que todo es parte de una operación para provocar disturbios en la isla.

Cuba es escenario de las manifestaciones en varias ciudades que tienen como objetivo mejorar la situación económica. De hecho, los cubanos viven una situación muy difícil desde hace muchos años por las sanciones de Estados Unidos, que prohíben el comercio con compañías cubanas.

A la medida estadounidense se suman los estragos sociales causados por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, que ha llevado la gente a las calles de la isla desde el domingo.

Ante tal tesitura, tantos países como numerosos medios de comunicación han empezado aprovechar la situación para lograr sus intereses. En este sentido, varios medios de la ultraderecha del mundo hispano y estadounidense han lanzado mensajes en los que se pide una intervención armada. Para ilustrar las noticias han tomado fotografías que no corresponden con las protestas cubanas.

Una de estas imágenes, aparecida en las redes sociales y atribuida a las protestas en La Habana (la capital cubana), es la fotografía de un joven encapuchado y con la cara tapada, arrojando una botella incendiaria. Sin embargo, fue revelado que esta foto se tomó el 30 de mayo de 2020 en Los Ángeles, en el estado estadounidense de California, por el fotógrafo David McNew, durante las protestas por el asesinato del afroamericano George Floyd.

 

Otra de estas noticias falsas pertenecía al diario español ABC que publicó el miércoles la renuncia del viceministro del Interior, general Jesús Manuel Burón, por desacuerdos con las medidas adoptadas por el Gobierno de Miguel Díaz Canel para frenar las manifestaciones, que fue desmentida por la Cancillería cubana.

Fake News. La prensa debe contar los hechos con veracidad y no desinformar”, subrayó el Centro de Prensa Internacional (CPI) de la Cancillería del país caribeño en un mensaje en la red social Twitter junto con la noticia de ABC.

Hay muchos ejemplos de fake news en las redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, que sirven como plataformas para desinformar, manipular la opinión pública, e intentar subvertir el orden interno de la isla caribeña, un propósito que nunca ha dejado de estar en la agenda de la Casa Blanca, que lleva seis décadas esperando ver desplomarse a la Revolución Cubana, aunque sea con la fuerza demoledora de las fake news.

Cuba es blanco de un severo bloqueo financiero impuesto desde hace más de seis décadas por Estados Unidos, en particular, durante la presidencia del exmandatario estadounidense, Donald Trump (2017-2021), quien además de imponer más de 240 nuevas medidas coercitivas a la isla, incluyó La Habana en la lista de patrocinadores del terrorismo.

mmo/ftn/mkh