• La viceministra norcoreana de Asuntos Exteriores, Choe Son-hui, en Vietnam, 1 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 22 de noviembre de 2019 17:34

Cora del Norte considerará a EE.UU. como el único responsable si fracasan las negociaciones y la diplomacia para el desarme nuclear de la península coreana.

“Estados Unidos tendrá que asumir toda la responsabilidad si la oportunidad de diplomacia desaparece en la península coreana por no tomar las medidas correspondientes (por EE.UU.)”, ha declarado este viernes la viceministra norcoreana de Asuntos Exteriores, Choe Son-hui, desde Moscú, la capital rusa.

La funcionaria norcoreana, que se encuentra de viaje en Rusia, ha indicado que su país ha dado bastante tiempo y ha tomado bastantes medidas para crear una clima de confianza, no obstante, añade, todo lo que ha recibido a cambio fue “una sensación de traición”.

Además, ha reiterado en sus declaraciones ofrecidas el miércoles, cuando dijo que sería imposible otra cumbre entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente estadounidense, Donald Trump, hasta que se elimine la “política hostil” norteamericano hacia Pyongyang.

LEER MÁS: Corea del Norte asegura que ya no regalará más cumbres a Trump

LEER MÁS: Corea del Norte no dialogará con EEUU si no cesa su hostilidad

Estados Unidos tendrá que asumir toda la responsabilidad si la oportunidad de diplomacia desaparece en la península coreana por no tomar las medidas correspondientes (por EE.UU.)”, declara la viceministra norcoreana de Asuntos Exteriores, Choe Son-hui.

 

Tras denunciar la inacción de EE.UU. acerca de los temas de la península durante su reunión con su homólogo ruso, Ígor Morgúlov, la vicecancillera norcoreana ha acordado aumentar la cooperación con el país euroasiático para resolver la crisis nuclear y también otras cuestiones de la península coreana.

Corea del Norte ha avisado en varias ocasiones que enfrenta constantes actos hostiles de Estados Unidos. Desde que se empezaron los diálogos en junio del año 2018, los dos países consensuaron una desnuclearización completa de la península coreana, a cambio del cese de las maniobras Corea del Sur-EE.UU.

Desde el pasado febrero que las negociaciones han entrado en un callejón sin salida, Pyongyang ha llevado a cabo, de manera frecuente, pruebas de misiles balísticos, argumentando que estos lanzamientos tienen por meta emitir una “advertencia” a EE.UU. y Corea del Sur por sus maniobras militares conjuntas, que, conforme a Pyongyang, son actos provocativos y amenazan su soberanía territorial.

nlr/krd/alg

Comentarios