• Pyongyang acepta propuesta de Corea del Sur para iniciar diálogos
Publicada: viernes, 5 de enero de 2018 3:16
Actualizada: viernes, 5 de enero de 2018 19:35

Corea del Norte y su vecino sureño mantendrán el próximo martes conversaciones oficiales para bajar las tensiones después de que Pyongyang emitiera un comunicado aceptando la oferta de Seúl sobre la celebración de diálogos bilaterales.

La agenda incluirá los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang de 2018, así como otros asuntos de interés mutuo, informó el jueves el portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, Baik Tae-hyun.

La noticia sale a luz en un momento en que el presidente estadounidense, Donald Trump, y su par de Corea del Sur, Moon Jae-in, acordaron la misma jornada suspender los ejercicios militares en conjunto durante los Juegos Olímpicos que se llevarán a cabo en febrero y con la presencia de atletas norcoreanos.

La iniciativa partió de Moon y fue coordinada por teléfono con el mandatario estadounidense, según confirmaron el Departamento de Defensa de Estados Unidos (Pentágono) y la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Creo que ayudaría mucho al éxito de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang si usted pudiera expresar la intención de retrasar los ejercicios en conjunto entre Corea del Sur y Estados Unidos siempre y cuando el Norte no realice ninguna provocación”, reitera el presidente surcoreano, Moon Jae-in, a su par estadounidense, Donald Trump.

 

“Creo que ayudaría mucho al éxito de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang si usted pudiera expresar la intención de retrasar los ejercicios en conjunto entre Corea del Sur y Estados Unidos siempre y cuando el Norte no realice ninguna provocación”, reiteró Moon a su par estadounidense.

Asimismo, el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ordenó el miércoles abrir una línea telefónica fronteriza con Corea del Sur para iniciar un diálogo intercoreano.

Las dos partes parecen estar dando pasos tangibles hacia la normalización de las relaciones bilaterales después de pasar un año muy tenso. Pyongyang terminó el año 2017 prometiendo seguir adelante en el año nuevo con su programa nuclear, desarrollando sus capacidades en este ámbito, pese a las sanciones internacionales y las amenazas que recibe desde Estados Unidos y sus aliados.

En los últimos años, las llamas de tensión fueron encendidas en la península coreana después de que Pyongyang se sintiera “amenazado” por los juegos de guerra que organiza Estados Unidos y sus aliados, incluido Corea del Sur, cerca de sus fronteras.

alg/lvs/mjs/rba

Comentarios