• El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos
Publicada: lunes, 13 de julio de 2015 16:08

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dio el domingo un plazo de cuatro meses para decidir si continúa el proceso de paz con las FARC.

Santos supeditó su decisión a si las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cumplen el acuerdo de desescalamiento del conflicto y aceleración de las negociaciones alcanzado el domingo en Cuba.

Vamos a estar vigilantes sobre lo que hoy se pactó. Y, en cuatro meses a partir de ahora, dependiendo de si las FARC cumplen, tomaré la decisión de si seguimos con el proceso o no, declaró Santos.

“Vamos a estar vigilantes sobre lo que hoy se pactó. Y, en cuatro meses a partir de ahora, dependiendo de si las FARC cumplen, tomaré la decisión de si seguimos con el proceso o no”, declaró Santos en una alocución de trece minutos al país.

El mandatario colombiano, quien dijo ver por fin “clara la luz al final del túnel” en los diálogos de paz, se mostró optimista con lo anunciado el domingo por los negociadores del Gobierno y las FARC, al tiempo que afirmó que el desescalamiento de las Fuerzas Armadas no es un cese al fuego bilateral, pero sí un avance para “humanizar la guerra” y evitar más víctimas.

El Gobierno colombiano y las FARC lograron el domingo un acuerdo sin precedente para reducir la intensidad del conflicto en el país y agilizar el proceso de paz.

Los negociadores del gobierno y las FARC acordaron en La Habana, capital de Cuba, trabajar sin descanso hasta concretar los puntos pendientes y decidieron avanzar también sin demoras en la definición de los términos en la dejación de armas, todo esto con monitoreo y presencia internacionales, según Santos.

Mesa de diálogos entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana, capital cubana.

 

Además destacó que la guerrilla, que el pasado miércoles anunció un cese al fuego unilateral de un mes a partir del próximo 20 de julio, “se comprometió a mantener la suspensión unilateral de todo tipo de acciones ofensivas”. Si “las FARC no cumplen, la armada también está lista para atacar”, aseveró.

El anuncio de la tregua llegó después de que los países garantes (Noruega y Cuba) y los acompañantes (Venezuela y Chile) en los diálogos de paz, instaron al Gobierno de Colombia y a los guerrilleros a buscar un “desescalamiento urgente del conflicto armado”.

Si bien la decisión de las FARC ha sido bienvenida a nivel nacional e internacional, ha insistido en que dejará las armas, si se garantiza la seguridad de sus miembros.

Colombia, desde hace varias décadas, es escenario de las actividades de diferentes grupos guerrilleros. Según cifras oficiales, el conflicto armado ha dejado un saldo de 220.000 muertos y seis millones de desplazados.

Tras años de silencio de las autoridades colombianas, el Gobierno de Santos dio inicio en 2012 a las negociaciones con las FARC. Hasta el momento, se han consensuado tres de los seis puntos de la agenda.

haj/ybm/nal

Comentarios