• El expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez (izda.) y su hermano Santiago Uribe, acusado de cometer homicidios.
Publicada: domingo, 30 de octubre de 2016 7:27

La finca La Carolina, propiedad del expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, podría haber sido usada como un campo de exterminio.

Asi informó el miércoles el rotativo colombiano El Heraldo, que tuvo acceso a un escrito de acusación de 206 páginas contra Santiago Uribe, el hermano del exmandatario, a quien se le vincula con un caso de homicidio y participación en otros asesinatos.

“Se menciona que el 16 de julio en la finca La Carolina, de propiedad del senador Álvaro Uribe Vélez, un grupo de hombres fuertemente armados que prestan vigilancia a este predio le dieron muerte a Manuel Vicente Várelas, quien habría recibido siete disparos en la cabeza, cara, cuello y hombros”, se lee en el documento de acusación.

Se menciona que el 16 de julio en la finca La Carolina, de propiedad del senador Álvaro Uribe Vélez, un grupo de hombres fuertemente armados que prestan vigilancia a este predio le dieron muerte a Manuel Vicente Várelas, quien habría recibido siete disparos en la cabeza, cara, cuello y hombros”, se lee en el documento de acusación contra Santiago Uribe, el hermano del exmandatario colombiano Álvaro Uribe Vélez

La Fiscalía colombiana cree que el grupo del que formaba parte Santiago Uribe, conocido como ‘Los 12 Apóstoles’, podría haber cometido unos 533 asesinatos en la finca La Carolina, mientras que cientos de casos de tortura podrían haber ocurrido ahí.

 

El testigo principal en este caso, un campesino llamado Eunicio Pineda, asegura que un día vio a varios hombres armados que disponían de equipos de radio y que luego llegó a saber que ellos eran integrantes de ‘Los 12 Apóstoles’.

Además, según el testigo, en la misma finca vió reuniones entre miembros de la Policía e integrantes del citado grupo armado.

Asimismo, la Fiscalía citó a juicio a Santiago Uribe por homicidio agravado, delito que podría haber cometido con el respaldo ‘Los 12 Apóstoles’.

Dadas las evidencias y la presencia de un testigo de primera mano es altamente posible que el acusado sea condenado.

Hasta el momento, expresidente colombiano y líder de los opositores al actual Gobierno presidido por Juan Manuel Santos, ha guardado silencio sobre las acusaciones contra su hermano y el posible uso de su finca como un campo de exterminio.

hgn/ctl/bhr/msf

Comentarios