• Imagen del exoplaneta ‘ultracaliente, denominado de WASP-189 b, que alcanza los 3200 grados de temperatura, por la Agencia Espacial Europea.
Publicada: miércoles, 30 de septiembre de 2020 2:17

Descubren un exoplaneta ‘ultracaliente’, denominado WASP-189 b, que alcanza los 3200 grados centígrados de temperatura.

El Satélite para la Caracterización de Exoplanetas (CHEOPS, por su sigla en inglés) de la Agencia Espacial Europea (ESA) analizó un sistema planetario en el que se encuentra el exoplaneta WASP-189 b y que ha sido caracterizado como un ‘Júpiter ultracaliente’. 

De esa manera son definidos aquellos cuerpos gaseosos gigantes que orbitan a una distancia mucho menor de su estrella que Júpiter, lo que eleva su temperatura de manera notable.

WASP-189 b está ubicado unas 20 veces más cerca de su estrella en relación con la distancia entre la Tierra y el Sol y tarda 2,7 días en completar una órbita. Además, su estrella es más grande y unos 2000 grados más caliente que el Sol, lo que hace que su brillo la vuelva de color azul.

En ese sentido, Monika Lendl, de la Universidad de Ginebra (Suiza) y autora principal del estudio, expresó que “solo un puñado de planetas son conocidos por existir alrededor de estrellas de este calor y este sistema es de lejos el más brillante”.

En el mismo sentido, afirmó: “WASP-189 b es también el Júpiter caliente más brillante que podemos observar cuando pasa delante o detrás de su estrella, haciendo que todo el sistema sea realmente intrigante”.

 

Durante la observación realizada por CHEOPS, los especialistas primero analizaron el exoplaneta al pasar por detrás de su estrella anfitriona y detallaron que al ser “tan brillante” se produce una “caída notable en la luz”. Lendl agregó que de esta manera midieron su brillo y determinaron su temperatura en unos “abrasadores 3200 grados centígrados”.

Luego evaluaron el momento en el que pasaba por delante y así descubrieron que era más grande de lo que se pensaba (1,6 veces el radio de Júpiter). También comprobaron que no es “perfectamente redondo”, sino que es “más grande y más frío en su ecuador que en los polos”, lo que hace que estos “parezcan más brillantes”.

Al analizar este fenómeno, Lendl explicó que da vueltas “tan rápido” que “está siendo tirado hacia afuera en su ecuador”. “A esta asimetría se suma el hecho de que la órbita de WASP-189 b está inclinada; no viaja alrededor del ecuador, sino que pasa cerca de los polos de la estrella”, señaló.

Este tipo de órbita suma una nueva incógnita al misterio sobre la formación de los Júpiter calientes, ya que para lograrla debe haberse formado a una mayor distancia para luego acercarse. Se estima que esto sucede cuando varios planetas de un sistema luchan por una misma posición o cuando una influencia del exterior, como otra estrella, genera una perturbación, lo que provoca que los planetas gigantes gaseosos sean empujados hacia su propia estrella, generando órbitas cortas e inclinadas. “Al medir la inclinación con CHEOPS sugiere que WASP-189 b ha experimentado tales interacciones en el pasado”, comentó Lendl.

La primera observación de WASP-189 b fue la realizada por CHEOPS desde que comenzó sus operaciones en abril pasado. “Es enormemente emocionante”, expresó Kate Isaak, quien forma parte del proyecto de la Agencia Espacial Europea, y aseguró que es una primera evidencia de que “la misión está cumpliendo su promesa en términos de precisión y rendimiento”.

En los próximos años CHEOPS realizará un seguimiento de centenares de planetas que orbitan estrellas brillantes. “No solo profundizará nuestra comprensión de los exoplanetas, sino también la de nuestro propio planeta, el Sistema Solar y el entorno cósmico”, concluyó.

krd/nii/