• La Ciudad Perdida es un campo hidrotermal submarino que se erige en el océano Atlántico.
Publicada: lunes, 15 de julio de 2019 9:59
Actualizada: lunes, 15 de julio de 2019 15:35

La Ciudad Perdida, un campo hidrotermal submarino que podría guardar pistas sobre el origen de la vida, se erige en el océano Atlántico.

El campo es bautizado así por la semejanza que las chimeneas que lo componen guardan con una metrópolis abandonada. La Ciudad Perdida ha despertado la curiosidad de la comunidad científica porque las condiciones extremas que la caracterizan no se han visto en otros campos hidrotermales.

El descubrimiento se produjo durante una expedición de la Fundación Nacional para la Ciencia de Estados Unidos para estudiar el macizo submarino Atlantis. Früh-Green estaba observando las imágenes en una cámara robótica cuando vio aparecer varias torres de color blanco.

Tras estudiar la zona, los científicos de la expedición identificaron un campo hidrotermal extraño, que no se parecía a otras estructuras similares descubiertas anteriormente.

Estos torrentes calientes, al entrar en contacto con el agua fría del mar, precipitan carbonato de calcio que forman enormes chimeneas, pináculos y depósitos con forma de colmena.

Científicos intentan hallar pistas sobre el origen de la vida en la Ciudad Perdida, ubicada en el Atlántico.

El campo tiene grandes cantidades de hidrógeno y metano y poco dióxido de carbono, por lo que solo bacterias y arqueas habitan la zona.

La comunidad científica considera que las reacciones químicas que se producen en la Ciudad Perdida podrían asemejarse a las que dieron origen a la vida en la Tierra o incluso ser una analogía de los procesos que se dan en planetas como Marte o en algunas lunas, donde hay mucho hidrógeno y metano.

Por ello, los científicos instan a que la zona se proteja para que puedan continuar los trabajos científicos y descubrir cómo funciona la Ciudad Perdida y por qué es diferente a los clásicos sistemas volcánicos de fumarolas negras.

ftm/alg

Comentarios